Jornadas de la Asociación de Proyecto Hombre

Nuevos modelos de intervención en adicciones, este ha sido el título elegido en la XVI edición de las Jornadas de la Asociación de Proyecto Hombre, esta semana reúne en Madrid a 200 profesionales. “Esto tiene toda la lógica del mundo, no podemos seguir atendiendo a las personas de la misma manera que hace 25 años”, asegura Pedro  Pedrero, director y presidente de Proyecto Hombre. Sin embargo, y aunque la modernización de la intervención es el eje fundamental de estas jornadas, una cosa no cambia, el protagonista de la intervención es la persona.

Joan Colom presentado por Oriol Esculies, director de Proyecto Hombre Catalunya / F.R.

Joan Colom presentado por Oriol Esculies, director de Proyecto Hombre Catalunya / F.R.

En este encuentro se abordan temas actuales, como se desprende del Monográfico de las Jornadas, no todo lo que tiene una característica de saludable, agradable y llamativo, puede convertirse en una terapia. Por lo que se busca un mayor uso y práctica de conceptos como evaluación, calidad, fiabilidad, validez e impacto.

El Observatorio de la entidad publicó en 2013 un Informe sobre el Perfil del Drogodependiente donde se visualiza la evolución en las tendencias de consumo, así como los nuevos perfiles y sustancias predominantes. De este se extraen interesantes datos como que cerca del 57% de los jóvenes que acuden a Proyecto Hombre presentan un consumo problemático de alcohol. Con lo que se pone de manifiesto que esta sustancia sigue siendo la de principal consumo en nuestro país. Esto se debe a la alta accesibilidad y la baja percepción de riesgo. Lo que evoluciona es el modo de consumirlo, siendo el ‘binge drinking’ lo más extendido entre los jóvenes. Esta nueva forma de consumo se caracteriza por grandes cantidades de alcohol en un espacio de tiempo muy reducido.

También cambia la tendencia laboral del drogodependiente. Si antes el consumidor  de heroína solía pertenecer a grupos marginales, ahora los alcohólicos y cocainómano está inmerso en la población activa en un 46%, según datos de este Informe. Y esto tiene consecuencias claras. Entre un 15% y un 30% de los accidentes laborales tienen como consecuencia la muerte, y entre un 20-30%  producen lesiones a terceros.

El 91% de los pacientes son barones frente a un escaso 9% de mujeres

La Patología Dual, es decir, el problema de consumo acompañado a un trastorno mental, incrementan también como consecuencia de los cambios derivados del consumo de las nuevas sustancias, que generan en muchas ocasiones déficits neurocognitivos asociados a la adicción.

Género

Las diferencias entre los hombres y las mujeres que acuden a tratamiento siguen siendo muy importantes, basándonos en los datos extraídos por esta entidad. Así el 91% de los pacientes son barones frente a un escaso 9% de mujeres. La invisibilización de los problemas de adicciones en el caso del género femenino sigue estando muy presente, pese a que según se deriva de la última encuesta del Plan Nacional sobre Drogas, el porcentaje de las que presentan problemas con hipnosedantes aumenta a grandes pasos.

Por lo que en base a todo lo extraído del Informe, Proyecto Hombre ha visto conveniente tratar las nuevas intervenciones en adicciones para proponer por ejemplo, nuevos métodos que se adapten a las necesidades de las mujeres, que presentan problemas pero no acuden a tratamiento tanto como los hombres.

La prevención y la detección temprana son las claves para mejorar el pronóstico y facilitar la reinserción al tiempo que se reducen los costes y daños. Algo en lo que Proyecto Hombre está comprometido tras evaluar los años de media que tardan los enfermos en acudir a tratamiento según la adicción. Así en el caso del alcohol tardan una media de 19 años, 14 años en el caso del policonsumo, 12 en el caso de la heroína, 11 años en el caso de la cocaína y  9 en el caso del cannabis.

The following two tabs change content below.
Félix Rueda
Hace 13 años inició su andadura profesional en el ámbito de la prevención e intervención en trastornos adictivos, siempre en el contexto de Proyecto Hombre.Es Licenciado en Psicología por la Universidad de Málaga, Máster en Psicología de la Salud por la Universidad Miguel Hernández, Experto en Drogodependencias por la Universidad Complutense de Madrid, y Técnico en Logopedia por la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía. Así mismo, ha cursado estudios de Filosofía durante 3 años. Actualmente desempeña las funciones de Coordinador de los programas Terapéuticos para adultos, Responsable de Calidad, y a su vez supervisa y coordina uno de los programas de intervención dirigido a personas activas laboralmente que presentan problemas de adicción a Cocaína y/o Alcohol, principalmente, y el programa de reinserción socio-laboral para aquellas personas que han completado un proceso de tratamiento en una Comunidad Terapéutica. Así mismo, es miembro del Observatorio Proyecto Hombre sobre el perfil del drogodependiente, que desarrolla su actividad a nivel nacional. Es profesor invitado (en representación de Proyecto Hombre Alicante) de la Escuela de Formación de la Asociación Proyecto Hombre (Impartiendo la materia: Perfil profesional en Proyecto Hombre, Trabajo y Gestión de Equipos, Potencial Humano del profesional de Proyecto Hombre). Ha participado en numerosas publicaciones, ha sido miembro de la Comisión Nacional de Evaluación de Proyecto Hombre (un Proyecto del Ministerio Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad), hasta su disolución el pasado 2013, y ha intervenido en múltiples foros relacionados con ámbitos afines a los trastornos adictivos. Durante 4 años fue responsable de los programas de prevención indicada para adolescentes y sus familias en Proyecto Hombre Málaga.