Reportajes

Introducción a las Sociodependencias

bolsas-de-compras-11Cuando pensamos en adicciones, a nuestra mente suele acudir inmediatamente la imagen de una persona profundamente deteriorada por el consumo de alguna sustancia como el alcohol, la cocaína o la heroína. Creemos que seremos capaces de detectar rápidamente al sujeto adicto si nos lo encontramos frente a frente. Y no nos damos cuenta de que esta imagen responde a un estereotipo. No es cierto que siempre seamos capaces de detectar a todos los adictos. E incluso a veces vemos tan normalizado el consumo de determinadas sustancias como, por ejemplo, el alcohol o el tabaco, que no nos damos cuenta de que estamos ante una persona que padece una enfermedad crónica que se deja un poquito de vida con cada calada o con cada trago.

Pero las adicciones no acaban con el acto de introducir una sustancia en nuestro cuerpo. La adicción se caracteriza por generar un patrón de conducta que trastoca todos los niveles de nuestra vida. La dependencia física a una sustancia es importante para su mantenimiento, pero desde luego que la dependencia psicológica posee también una gran relevancia. Así, conductas tan habituales como comer o trabajar pueden convertirse en una patología. Este hecho se produce cuando existe una pérdida de control en la conducta problemática y comienza a existir una fuerte dependencia psicológica. Asimismo, la vida comienza a estar focalizada en esta conducta patológica y el sujeto va abandonando otras actividades que antes le eran gratificantes. Este hecho, además, le conduce al aislamiento social y empiezan a existir graves interferencias en su vida cotidiana.

Quizá la dependencia sin sustancia más conocida sea el juego patológico o laadicto-a-la-blackberry ludopatía, un trastorno del control de los impulsos que se caracteriza por gastar grandes cantidades de dinero en el juego. Pero no se deben olvidar otras adicciones comportamentales como pueden ser la adicción al sexo, al trabajo, a las compras o a la comida. Posiblemente la adicción más novedosa en este sentido sea la adicción a las nuevas tecnologías, surgida bajo el paraguas que los cambios que la vida moderna han producido. Así, quizá debiéramos tener los ojos más abiertos. Quizá debiéramos preguntarnos por qué nuestro compañero de trabajo siempre sale el último de la oficina o nuestra mejor amiga siempre está estudiando y no tiene tiempo para salir. Puede que detrás de una conducta coqueta, se halle un trastorno alimentario o que nuestros deseos de jugar sean algo más que un simple deseo. Quizá se hayan convertido en una necesidad imperiosa. Quizá deberíamos estar alerta a las adicciones sin sustancia., a las adicciones silenciosas.

En este número, podrá encontrar

-Adicción a las nuevas tecnologías

-Ludopatía o juego patológico

-Adicción al sexo

-Adicción a la comida

-Adicción al trabajo

-Adicción a las compras

Cuando pensamos en adicciones, a nuestra mente suele acudir inmediatamente la imagen de una persona profundamente deteriorada por el consumo de alguna sustancia como el alcohol, la cocaína o la heroína. Creemos que seremos capaces de detectar rápidamente al sujeto adicto si nos lo encontramos frente a frente. Y no nos damos cuenta de que esta imagen responde a un estereotipo. No es cierto que siempre seamos capaces de detectar a todos los adictos. E incluso a veces vemos tan normalizado el consumo de determinadas sustancias como, por ejemplo, el alcohol o el tabaco, que no nos damos cuenta de que estamos ante una persona que padece una enfermedad crónica que se deja un poquito de vida con cada calada o con cada trago.

Pero las adicciones no acaban con el acto de introducir una sustancia en nuestro cuerpo. La adicción se caracteriza por generar un patrón de conducta que trastoca todos los niveles de nuestra vida. La dependencia física a una sustancia es importante para su mantenimiento, pero desde luego que la dependencia psicológica posee también una gran relevancia. Así, conductas tan habituales como comer o trabajar pueden convertirse en una patología. Este hecho se produce cuando existe una pérdida de control en la conducta problemática y comienza a existir una fuerte dependencia psicológica. Asimismo, la vida comienza a estar focalizada en esta conducta patológica y el sujeto va abandonando otras actividades que antes le eran gratificantes. Este hecho, además, le conduce al aislamiento social y empiezan a existir graves interferencias en su vida cotidiana.

Quizá la dependencia sin sustancia más conocida sea el juego patológico o la ludopatía, un trastorno del control de los impulsos que se caracteriza por gastar grandes cantidades de dinero en el juego. Pero no se deben olvidar otras adicciones comportamentales como pueden ser la adicción al sexo, al trabajo, a las compras o a la comida. Posiblemente la adicción más novedosa en este sentido sea la adicción a las nuevas tecnologías, surgida bajo el paraguas que los cambios que la vida moderna han producido. Así, quizá debiéramos tener los ojos más abiertos. Quizá debiéramos preguntarnos por qué nuestro compañero de trabajo siempre sale el último de la oficina o nuestra mejor amiga siempre está estudiando y no tiene tiempo para salir. Puede que detrás de una conducta coqueta, se halle un trastorno alimentario o que nuestros deseos de jugar sean algo más que un simple deseo. Quizá se hayan convertido en una necesidad imperiosa. Quizá deberíamos estar alerta a las adicciones sin sustancia., a las adicciones silenciosas.

En este número, podrá encontrar

-Adicción a las nuevas tecnologías

-Ludopatía o juego patológico

-Adicción al sexo

-Adicción a la comida

-Adicción al trabajo

-Adicción a las compras

The following two tabs change content below.
Revista especializada en adicciones

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Independientes
Revista especializada en adicciones
    Next Article:

    0 %

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies