Evitar contaminación con un correcto lavado de manos

lavar_manos

Las manos son nuestras herramientas, las utilizamos durante todo el día para todas las actividades que realizamos. Lo tocan todo, y por lo tanto, no es difícil imaginar que recogen todas las bacterias y microbios de las cosas que tocamos y manipulamos. Después de tocar nos las acercamos a la boca o nariz, a la cara en general, y de esta forma nuestro cuerpo recibe en us interior esas bacterias, microbios y gérmenes. En el caso de los niños, aún con más cantidad porque sus manos van a la boca con mucha frecuencia. Se sabe que si el lavado de manos se realizase con mayor intensidad, el número de trasmisión de enfermedades se reduciría de forma considerable.

Las manos deben lavarse en situaciones muy concretas como por ejemplo: antes de comer, después de ir al baño, después de tocar animales, cuando se está resfriado, después de sonarse la nariz o estornudar, después de tocar objetos sucios, antes de ir a dormir o después de jugar al aire libre y estar en contacto con la tierra o barandillas o columpios.

Para que se entienda la importancia de la limpieza de manos, esta es un paso imprescindible y obligatorio antes de realizar cualquier operación dentro de un quirófano. El lavado de manos quirúrgico busca eliminar todas las bacterias de manos y brazos para evitar así una contaminación cruzada. Las manos no deben llevar ni esmaltes ni joyas, tras humedecer la zona de las manos y los brazos, se debe proceder a limpiar de forma exhaustiva las uñas y aplicar un antiséptico que se frote de forma circular durante cuatro minutos. Tras este procedimiento se aclaran brazos y manos y se secan con una toalla estéril. Para evitar que de nuevo se vuelvan a contaminar, las manos y brazos deberán permanecer por encima de la cintura y evitar tocar nada hasta que se coloquen los guantes. Hay empresas que se consideran expertos en la higiene y bienestar de los entornos profesionales, como es el caso de los hospitales, y en concreto de los quirófanos.

Otro ejemplo sería en las panaderías o sitios donde manipulan comida, en estos espacios las manos no deben llevar esmaltes ni joyas, al igual que no se debe llevar maquillaje ni tan siquiera en el rostro.

Esta higiene general evita que se propaguen enfermedades por mero contacto de las manos con objetos, comida, etc.

post patrocinado ind