• Home »
  • Entrevistas »
  • José Miguel Cano: “La predisposición al suicidio viene por el estado de ánimo deprimido”

José Miguel Cano: “La predisposición al suicidio viene por el estado de ánimo deprimido”

José Miguel Cano, coordinador de la Unidad de Conductas Adictivas de Elda

José Miguel Cano, coordinador de la Unidad de Conductas Adictivas de Elda

José Miguel Cano es coordinador de la Unidad de Conductas Adictivas de Elda. Desde la experiencia habla sobre la relación que existe entre una adicción a las drogas y el suicidio en gente consumidora. El suicidio está ocasionado por depresiones, en muchas ocasiones provocadas por el abuso de una sustancia tóxica.

 

Pregunta. ¿Puede llegar a existir una relación entre el suicidio y las drogas?

Respuesta. Claro que puede llegara a haber una relación, sabemos que personas (adultos y adolescentes) cuando tienen un problema de adicción, hay períodos en los que puede sentirse culpable, desesperada, agobiada por los problemas que les está ocasionando la drogodependencia y ante eso hay gente que tienen ideas de suicidios, algunos solo se quedan en ideas y no llegan a intentarlo, y otros que sí.

Luego hay otros que tienen patologías que les lleva a consumir drogas para paliar los estados emocionales. A consecuencia de ello se pueden producir también ideas de suicidio.

P. En el caso de una persona que tenga problemas de adicción y por lo menos la idea de llevar a cabo un suicidio. ¿Qué se trataría antes la drogadicción o la idea de quitarse la vida?

R. Primero hay que tratar lo más grave, el intento de suicidio, que puede tener consecuencias graves. Lo primero es salvar la vida del paciente y luego en segundo lugar un abordaje más a corto o medio plazo para determinar los factores que han llevado a esa situación.

P. ¿Es cierto que el alcohol propicia muchas de las enfermedades mentales?

R. Pues efectivamente. Dentro de las drogas, tanto legales como ilegales, de las que más afecta a las neuronas es el alcohol y la cocaína. Son dos sustancias que perjudican mucho, el alcohol  a nivel más orgánico o de lesión, tipos de demencia, alucinoses, delirius tremens, celotipias, etc.  Y la cocaína propicia más manías persecutorias.

P. ¿Existe una predisposición biológica hacia la drogadicción?

R. Todo esto sigue en estudio, sí que parece que hay algo, aunque aún no se ha detectado en qué gen está esa predisposición. Se ve en estudio de gemelos o familiares, cuando los padres tienen problemas de alcohol, los hijos tienen una predisposición o vulnerabilidad.

P. ¿Existe una tendencia hacia el suicidio o existe más bien una patología mental que lleve al suicidio?

R. La predisposición viene por el estado de ánimo deprimido, los estados de falta afectiva, trastornos bipolares, o sea, que en cierta medida sí que hay una predisposición biológica que luego se va a ver  afectado por el ambiente en que esa persona se mueve. Lo ocurre es que se educa y se modula el que esa predisposición biológica se manifiesta o quede como aletargada.

P. ¿La pobreza puede llevar al suicidio?

R. Efectivamente, la pobreza puede llevar a la desesperanza, no ven un interés por vivir, todo lo ven negativo, no saben cómo salir de ahí y pueden ver el suicidio como una salida.

P. La situación de crisis puede ser la causa de que no solo se haya incrementado el consumo de drogas, sino también el número de suicidios con respecto, por ejemplo, a las muertes por accidente de tráfico.

R. Yo no tengo el dato de que haya aumentado el número de suicidio, no lo conocía. Pero sí parece ser que hay un aumento de consumo de drogas, sobre todo del alcohol, lo estamos viendo en la demanda de los tratamientos. Este año está siendo sobre todo el alcohol, seguido de la cocaína. Años anteriores era al revés, el motivo puede ser que el alcohol es más barato y que está más al alcance de la mano.

P. El alcohol es depresor, es decir, que en cierta manera podría ser causa de que la persona se precipite a acabar con su vida…

R. Pues sí, el alcohol en las primeras etapas desinhibe, ayuda a acercarse a las otras personas, se pierde timidez, etc.  Pero cuando hay un consumo prolongado en el tiempo y con más cantidades, se produce el efecto contrario, la persona consume sola o en el bar y en vez de animarle, cada vez estará más deprimido. La persona se da cuenta de su consumo y baja su autoestima porque piensa que nunca lo va a poder dejar y las ideas de suicidio están ahí rondando.

José Miguel Cano es coordinador de la Unidad de Conductas Adictivas de Elda. Desde la experiencia habla sobre la relación que existe entre una adicción a las drogas y el suicidio en gente consumidora. El suicidio está ocasionado por depresiones, en muchas ocasiones provocadas por el abuso de una sustancia tóxica.

L. Ibáñez/M.Pascual

Pregunta. ¿Puede llegar a existir una relación entre el suicidio y las drogas?

Respuesta. Claro que puede llegara a haber una relación, sabemos que personas (adultos y adolescentes) cuando tienen un problema de adicción, hay períodos en los que puede sentirse culpable, desesperada, agobiada por los problemas que les está ocasionando la drogodependencia y ante eso hay gente que tienen ideas de suicidios, algunos solo se quedan en ideas y no llegan a intentarlo, y otros que sí.

Luego hay otros que tienen patologías que les lleva a consumir drogas para paliar los estados emocionales. A consecuencia de ello se pueden producir también ideas de suicidio.

P. En el caso de una persona que tenga problemas de adicción y por lo menos la idea de llevar a cabo un suicidio. ¿Qué se trataría antes la drogadicción o la idea de quitarse la vida?

R. Primero hay que tratar lo más grave, el intento de suicidio, que puede tener consecuencias graves. Lo primero es salvar la vida del paciente y luego en segundo lugar un abordaje más a corto o medio plazo para determinar los factores que han llevado a esa situación.

P. ¿Es cierto que el alcohol propicia muchas de las enfermedades mentales?

R. Pues efectivamente. Dentro de las drogas, tanto legales como ilegales, de las que más afecta a las neuronas es el alcohol y la cocaína. Son dos sustancias que perjudican mucho, el alcohol  a nivel más orgánico o de lesión, tipos de demencia, alucinoses, delirius tremens, celotipias, etc.  Y la cocaína propicia más manías persecutorias.

P. ¿Existe una predisposición biológica hacia la drogadicción?

R. Todo esto sigue en estudio, sí que parece que hay algo, aunque aún no se ha detectado en qué gen está esa predisposición. Se ve en estudio de gemelos o familiares, cuando los padres tienen problemas de alcohol, los hijos tienen una predisposición o vulnerabilidad.

P. ¿Existe una tendencia hacia el suicidio o existe más bien una patología mental que lleve al suicidio?

R. La predisposición viene por el estado de ánimo deprimido, los estados de falta afectiva, trastornos bipolares, o sea, que en cierta medida sí que hay una predisposición biológica que luego se va a ver  afectado por el ambiente en que esa persona se mueve. Lo ocurre es que se educa y se modula el que esa predisposición biológica se manifiesta o quede como aletargada.

P. ¿La pobreza puede llevar al suicidio?

R. Efectivamente, la pobreza puede llevar a la desesperanza, no ven un interés por vivir, todo lo ven negativo, no saben cómo salir de ahí y pueden ver el suicidio como una salida.

P. La situación de crisis puede ser la causa de que no solo se haya incrementado el consumo de drogas, sino también el número de suicidios con respecto, por ejemplo, a las muertes por accidente de tráfico.

R. Yo no tengo el dato de que haya aumentado el número de suicidio, no lo conocía. Pero sí parece ser que hay un aumento de consumo de drogas, sobre todo del alcohol, lo estamos viendo en la demanda de los tratamientos. Este año está siendo sobre todo el alcohol, seguido de la cocaína. Años anteriores era al revés, el motivo puede ser que el alcohol es más barato y que está más al alcance de la mano.

P. El alcohol es depresor, es decir, que en cierta manera podría ser causa de que la persona se precipite a acabar con su vida…

R. Pues sí, el alcohol en las primeras etapas desinhibe, ayuda a acercarse a las otras personas, se pierde timidez, etc.  Pero cuando hay un consumo prolongado en el tiempo y con más cantidades, se produce el efecto contrario, la persona consume sola o en el bar y en vez de animarle, cada vez estará más deprimido. La persona se da cuenta de su consumo y baja su autoestima porque piensa que nunca lo va a poder dejar y las ideas de suicidio están ahí rondando.

The following two tabs change content below.
Independientes
Revista especializada en adicciones