• Home »
  • Entrevistas »
  • Entrevista al doctor Blas Bombín sobre el cambio sufrido en adicciones y el aniversario de CETRAS

Entrevista al doctor Blas Bombín sobre el cambio sufrido en adicciones y el aniversario de CETRAS

“La apertura de establecimientos dedicados a las apuestas deportivas, ha supuesto una verdadera revolución clínica y epidemiológica”

Blas Bombín es Doctor en Medicina, Psiquiatra y director técnico del Centro Específico de Tratamiento y Rehabilitación de Adicciones Sociales de Valladolid, que este año cumple su 25 aniversario.

DOCTORBOMBIN214

Pregunta. ¿Por qué se diferencia CETRAS de otros centros?

Respuesta.  El CETRAS es un centro específico de tratamiento y rehabilitación de adicciones sociales; es decir, de los trastornos psíquicos basados en una relación (estado o situación) patológica del sujeto con el objeto social de consumo, que se inicia como una inclinación experimental al placer del consumo y que termina por hacerse una necesidad pasional, enfermiza del usuario con cada uno (o con varios) objetos de consumo adictivo enmarcados dentro del sistema social como conducta legal y socialmente institucionalizada por los usos y costumbres. A ese elemento pasional se le considera el aguijón (anzuelo, cebo, trampa), cuando el hábito aboca a la adicción, a partir de un hito de referencia, la pérdida de la libertad de elección del sujeto consumidor hacia cada objeto de consumo, pudiendo por su naturaleza ser éste:

- Una sustancia: Alcohol, tabaco, café, fármacos legales, sustancias ilegales.

- Una conducta o relación: Jugar, comprar, fumar, comer, manejar tecnologías, trabajar, dependencia emocional (de la persona, etc.).

La característica diferencial de CETRAS con respecto a otras asociaciones en las que se trata alguna de las adicciones sociales, solas o conjuntamente con otras ilegales, es que nuestro centro dispone y maneja programas específicos, al lado de los comunes, para el tratamiento individualizado de todas y cada una de estas adicciones, por lo cual en CETRAS orientamos nuestro diagnóstico específico, y el tratamiento correspondiente, hacia un tratamiento integral, individualizado pero también sistémico, de las adicciones que se corresponden con los objetos o conductas de cuño social.

Dentro de CETRAS existen por tanto programas específicos para el alcohol (en la asociación ATRA, cofundadora con AJUPAREVA de CETRAS mediante su unión), para el juego de azar (en la asociación de AJUPAREVA), para las conductas adictivas (tecnologías, compras, sexo, dependencia emocional (Grupo Mixto), para los trastornos de la alimentación (en ACLAFEBA, la otra asociación integrante de CETRAS), para el tabaco (Programa propio) e incluso para las Fobias que con frecuencia se combinan con las adicciones (o las generan) constituyendo lo que se denomina comorbilidad o patología dual.

P. Sobre el trabajo asistencial

R.  El trabajo asistencial en CETRAS se lleva a cabo conforme al Protocolo asistencial que se aplica a todos los pacientes que arriban al centro en demanda de ayuda y tratamiento.

Distinguimos cuatro fases en el referido protocolo:

a) Acogida

b) Estudio bio-psico-social y psicológico complementario

c) Diagnóstico positivo o intrínseco y extrínseco, integral y diferencial.

d) Tratamiento.

La acogida es esencialmente una entrevista polivalente a cargo de un adicto bien rehabilitado, adiestrado y preparado, generalmente acompañado de un rehabilitado en ciernes. En ella se suministra:

a) Información acerca del Centro, sus recursos y sus normas de funcionamiento.

b) Motivación para el compromiso mediante el propio testimonio y el apadrinamiento del nuevo paciente a cargo de acogedor principal.

c) Documentación mediante la entrega de los decálogos personal y familiar y auto-registros de seguimiento para su evaluación personal y familiar.

d) Afiliación, mediante el compromiso personal y familiar y el contrato terapéutico, que es la cima del pacto de honor entre el paciente y el equipo terapéutico.

El estudio bio-psico-social se basa en un protocolo común para todas las adicciones y fobias en el que se analiza la estructura y dinámica de la familia de origen y de la propia; y en un examen complementario a base de una batería de cuestionarios, como el de Impulsividad de Barrat y Plutschik, las escalas de Hamilton para la depresión y la ansiedad, la Escala para la medición del nivel de insight (EMIAS) sobre su propia patología, la Escala para la medición de la dificultad terapéutica del paciente y el cuestionario CEPER de personalidad de v. Caballo adaptado por Cetras.

P. Sobre el diagnóstico

R. El diagnóstico abarca los conceptos de diagnóstico positivo o intrínseco, es decir, saber si se trata de una adicción y de qué tipo, o si se trata de una preadicción o conducta de abuso; y el de diagnóstico extrínseco (pluridimensional), en su triple dimensión de diagnóstico  psicopatológico (concretando si se le asocian síntomas de ansiedad, fobias, obsesiones, irritabilidad, depresión, etc.), diagnóstico nosológico (que investiga la asociación de algún trastorno psíquico, es decir, la comorbilidad) y el diagnóstico diferencial (que investiga la adicción predominante cuando hay varias adicciones coexistentes en el paciente o los rasgos diferenciales con algún otro trastorno psíquico de posible parecido clínico).

El tratamiento se lleva a cabo mediante varias técnicas que generalmente son compatibles y complementarias, como son la terapia individual en el plano psiquiátrico (psicofarmacológico) cuando es necesario, psicológico (terapia de orientación cognitivo-conductual) y dietético, o las terapias sistémicas de familia, de pareja y de grupo, con especial relevancia de las terapias formativas para familiares.

El tratamiento se lleva a cabo mediante varias técnicas que generalmente son compatibles y complementarias

A través de todas estas técnicas formales, lo que se pretende es proporcionar a los adictos las necesarias herramientas psicológicas para tomar conciencia (adquirir insight) sobre su patología y adoptar las medidas y esfuerzos personales para, a través de la catarsis en las terapias tanto individuales como grupales y demás fenómenos terapéuticos (identificación y contraidentificación con los testimonios espontáneos de los compañeros, recuperación del “estado de gracia” perdido durante la adicción, y como colofón de todo ello adquirir y suscribir un compromiso de constancia y perseverancia para lograr su rehabilitación, y con ella la maduración de su personalidad.

Para atender estas fases del diagnóstico y tratamiento existe en el Centro un Equipo Terapéutico compuesto por un médico-psiquiatra, director técnico del equipo, del Centro y de sus asociaciones integrantes; tres psicólogas especializadas en adicciones sociales; dos trabajadoras sociales, una nutricionista y una pedagoga.

P. ¿Qué acciones hay previstas para conmemorar el aniversario?

R. Desde que se inauguró el Centro hace 25 años, hasta la actualidad, han sido atendidos y tratados más de 8.000 pacientes entre las diversas asociaciones y grupos terapéuticos, junto con sus respectivas familias. O sea, que más de 8.000 familias han sido atendidas, estudiadas y tratadas en el Centro, con una procedencia muy diversa, de la ciudad, de la provincia, de la comunidad autonómica e incluso de fuera de nuestra comunidad castellano-leonesa. La respuesta terapéutica ha sido buena o muy buena, implicando un elevado índice de retención del paciente en el Centro, en un 70% de toda la población atendida y tratada.

P. ¿Cómo han cambiado las adicciones en la última década?

R. El análisis  y seguimiento evolutivo de la población tratada nos ha permitido establecer los siguientes parámetros en cuanto al balance histórico comparativo entre la época de nacimiento y la época actual:

a) En el grupo de alcohol, subrayamos: La tendencia a beber conforme al patrón de consumo anglosajón, con atracones intermitentes, esporádicos o semanales a base de cerveza y bebidas destiladas de alta graduación, seguidos de fases de abstinencia; igual que hace unas décadas eran el vino y el coñac las bebidas preferidas por los consumidores, con un patrón de consumo diario pero no tan aparatoso que el tipo primero. Por ello, en la actualidad, predomina el alcoholismo intermitente sobre el de diario, y en consecuencia se afecta más el cerebro que el hígado, como órganos principalmente intoxicados. Esto es, han variado sensiblemente tanto los elementos tóxicos como los ritmos de intoxicación.

Por otro lado, también se ha notado una diferencia en los sujetos intoxicados, en el sentido de la disminución de la edad de la población atendida, a partir de los primeros episodios de intoxicación, que cada vez se producen a edad más temprana y con consecuencias más graves, pues con frecuencia cursan con coma etílico o cuadros graves de intoxicación patológica o idiosincrásica.

b) En el grupo del juego de azar, ha emergido una adicción con fuerte pujanza, que eclipsa parcialmente el predominio, en la primera etapa de nuestra vida como asociación, de las máquinas tragaperras. Se trata del juego de las apuestas deportivas, principalmente on line, que admite, además de la modalidad digital, a través de Internet, la modalidad presencial en establecimientos físicos de apuestas, propiciada esta última a partir de la ley reguladora del juego de 27 de mayo de 2011 y sobre todo a partir de la ley de 29 de octubre de 2014, que concede las primeras licencias para la apertura de establecimientos de apuestas deportivas presenciales.

 En el grupo del juego de azar, ha emergido una adicción con fuerte pujanza, se trata de las apuestas deportivas principalmente online

Este desgraciado hito, de la apertura de establecimientos dedicados a las apuestas deportivas, ha supuesto una verdadera revolución clínica y epidemiológica, sobre todo porque ha proporcionado a los jóvenes un nuevo elemento de atracción, como es la diversión en grupo que logran a través de la concurrencia pública y congregación de amigos en estos locales donde se comentan los partidos, se hacen apuestas en grupo, se convierte su pasión en hábito casi ritual y en definitiva se aporta el componente lúdico añadido de que carecían los ludópatas tradicionales, más solitarios y aburridos. Y obviamente, como consecuencia de todo ello, este fenómeno ha supuesto un cataclismo social con un sesgo cualitativo diferente, que amenaza con la degradación creciente de la población juvenil, si no se toman medidas preventivas al respecto.

Este fenómeno, desgraciadamente en alza debido a la creciente presión publicitaria desde la más absoluta impunidad, ha cuadriplicado la incidencia de la ludopatía en la comunidad autonómica en el año 2017, y en nuestra asociación de AJUPAREVA ha deparado en medio año 60 nuevos casos de adicción a las apuestas deportivas, obligando a las entidades asistenciales como la nuestra a introducir nuevos protocolos terapéuticos y nuevos subgrupos de tratamiento específico por la idiosincrasia tan especial que muestran estos tipos de jugadores, que con tales programas adaptados pueden sentirse mejor atendidos y tratados.

También en este grupo del juego de azar, obviamente, ha disminuido la edad de inicio en tales prácticas y la edad de adquisición de la adicción propiamente dicha, situando de forma preocupante la edad principal de afluencia para tratamiento en los centros asistenciales y asociaciones por debajo de los 25 años.

c) En el grupo de los trastornos de la alimentación, se observa un considerable incremento del grupo de los trastornos mixtos, como la bulimanorexia, así como la relativa frecuencia de cuadros menos ortodoxos, como son la vigorexia o la ortorexia. Asimismo, se observa una ligera disminución de la absoluta prevalencia de las chicas en estas patologías, para dar paso a una creciente participación masculina.

P. ¿Ha sido necesario algún cambio por parte de CETRAS para adaptarse a las nuevas necesidades?

R. Obviamente, el protocolo de actuación con estas nuevas patologías ha ido adaptándose a los tiempos que corren mediante la ampliación e implementación de nuevos métodos de investigación de las anomalías de la personalidad o de desajustes emocionales, por la frecuencia con que detectamos este tipo de rasgos o de trastornos que con frecuencia predisponen a contraer adicciones, mientras a su vez éstas suelen agravar las anomalías subyacentes de la personalidad o los desajustes emocionales previos.

P. ¿Qué acciones hay previstas para conmemorar el aniversario?

R. Para la conmemoración de los XXV años de vida de las asociaciones de CETRAS y ATRA, tras su fundación, se están organizando unas jornadas cuyo programa con su contenido se adjunta para mejor conocimiento de las mismas.

P. ¿Qué retos de futuro hay sobre la mesa?

R. Sin duda alguna, los principales retos que se presentan ante nosotros son la atención a estos sectores emergentes de patologías adictivas como las ya comentadas, y la prevención de los mismos. A tal fin, se requiere la colaboración de los distintos niveles de la Administración para restringir y regular la publicidad lujuriante que en estos años se ha apoderado de los medios de comunicación, incentivando las prácticas consecuentes, y luchar con eficacia contra la aparición y preocupante prevalencia de las adicciones correspondientes, fenómeno que ha llegado a catalogarse en algunos sectores mediáticos como una de las epidemias sociales más peligrosas en la actualidad.

The following two tabs change content below.
Mireia Pascual Mollá
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Coordinadora de la campaña #RompeElEstigma. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy, El Gratis y Hoja del Lunes. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Vocal de la Junta de la Asociación de la Prensa de Alicante y miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.