Entrevistas

Entrevista a Luis B. Bononato Vázquez: «Todos somos un poco dependientes pero hay que distinguir entre uso, abuso y dependencia»

Mireia Pascual

Luis B. Bononato Vázquez es director de Proyecto Hombre de Cádiz y ha escrito numerosos artículos en los que habla del abuso de las nuevas tecnologías. Bononato deja claro que pese a que coloquialmente se conozca como adicción a las nuevas tecnologías, el término no está reconocido como tal científicamente (no aparece como tal en la DSM-IV). Por ese motivo, según Bononato, » sería más adecuado hablar de uso inadecuado o abuso de las nuevas tecnologías».

Mireia Pascual

Luis B. Bononato Vázquez es director de Proyecto Hombre de Cádiz y ha escrito numerosos artículos en los que habla del abuso de las nuevas tecnologías. Bononato deja claro que pese a que coloquialmente se conozca como adicción a las nuevas tecnologías, el término no está reconocido como tal científicamente (no aparece como tal en la DSM-IV). Por ese motivo, según Bononato, » sería más adecuado hablar de uso inadecuado o abuso de las nuevas tecnologías».

Adolescente jugando a la videoconsola

Adolescente jugando a la videoconsola

Respuesta. Sí. Es un sector de la población que ha crecido con las nuevas tecnologías, tiene más facilidad de acceder a ellas  y al tener más posibilidades, conocimiento y tiempo, más casos se dan a estas edades. También la inmadurez característica de la edad, con inestabilidad emocional, baja autoestima…

Por parte de los medios de comunicación existe una gran presión dirigida especialmente a los más jóvenes, a través de la publicidad.

Control de los padres. Con el objetivo de tener a los menores controlados, cada vez se les compra el teléfono móvil a edades más tempranas, cuando todavía carecen de capacidad para hacer un uso racional del mismo.

P. ¿Qué diferencia presenta con respecto a la adicción a una sustancia?

R. Lógicamente la primera diferencia es que no se ingiere y las consecuencias negativas que tiene el introducir cualquier sustancia en el organismo no se tiene con las NNTT. En segundo lugar, es que muchas sustancias que crean adicción son ilegales y el caso de las nuevas tecnologías no sólo son legales, sino fomentadas y cada vez a edades más tempranas, siendo éste un factor de riesgo añadido. Y una de las principales diferencias es que la persona debe aprender a usarla, a diferencia de las sustancias que deben de dejar el consumo.

P. ¿Cuál es más grave una adicción a sustancia o una adicción sin ella? ¿Cuál es más fácil de tratar?

R. Partiendo que la adicción es un síntoma de algo que está ocurriendo a la persona y por tanto más que tratar el síntoma, es decir la sustancia u objeto de adicción (que también hay que tener en cuenta) hay que tratar el origen, los motivos por los que comenzó el uso y pasó a dependencia. En ese punto hay bastante semejanza.

Depende de cada caso pero en adicciones a sustancias la persona suele venir con más problemas de desarraigo laboral y social, e incluso con situaciones judiciales y de enfermedad, que siempre complica el tratamiento. Aunque hay que insistir que depende de cada caso: hay personas que llegan en una situación límite, con un gran deterioro y han sido más fáciles de tratar que otros casos en que no existía tal situación.

Siempre es mejor tener en cuenta la familia, ya que cuando termine el tratamiento, tiene que tener habilidades y recursos para seguir acompañando a la persona afectada. 

P. ¿Se cura una persona adicta a las nuevas tecnologías? ¿Va a tener que prescindir de ellas para siempre como ocurre en muchas ocasiones con las drogas, por ejemplo, con el alcohol?

R. Por supuesto, una persona se rehabilita y podrá seguir usando las nuevas tecnologías. De hecho en el tratamiento se tienen en cuenta un proceso en el cual la persona tiene que utilizar el objeto de abuso:

En una primera etapa, se impedirá cualquier contacto con el objeto y se trabajará la identificación del problema en la persona y no en el objeto, así como la integración en el grupo.

En una segunda etapa se establecerá una utilización controlada del objeto, iniciándose un proceso de conocimiento y crecimiento personal, con especial incidencia en la profundización de los sentimientos.

En la etapa final, el uso del objeto será controlado por la propia persona, y se producirá la plena incorporación social y académica y/o laboral.

P. ¿Qué factores pueden influir a la hora de caer?

R. Teniendo en cuenta las características de la etapa evolutiva del adolescente, ante una situación traumática, una pérdida, un fracaso escolar, una separación de los padres…. el adolescente puede vivirlas en soledad en lugar de afrontarlas con sus padres, los profesores, los amigos…

En ese espacio de soledad se encuentra con una no aceptación de la realidad personal con todos los cambios físicos y psicológicos que no llega a aceptar, conflictos familiares que no resuelve…

Pro también influyen otros factores. No tener otras diversiones, baja autoestima, pocas habilidades sociales, ausencia de una red social de amistades, falta de comunicación en la familia, etc,  hace que la persona pueda iniciar y mantener el abuso.

P. ¿Por qué se puede sentir más seguro cuantas más horas pasa conectado a las nuevas tecnologías?

R. Independientemente del paulatino aumento de horas conectado, el no tener que “enfrentarse” directamente a otras personas, sino hacerlo a través de internet o SMS, hace que sienta que controla la situación, que “vence” a sus enemigos generando un sentimiento de superioridad. Es moverse en un mundo de fantasía donde desaparecen todas sus inseguridades y miedos.

 

P. ¿Por qué prefiere comunicarse por el móvil o por internet antes que interactuar con la otra persona cara a cara?

R. Al chatear a través de internet y/o del teléfono móvil, tiene la oportunidad de manifestarse no como realmente es, sino como le gustaría ser, como piensa que a los demás le gustaría que fuera. Enmascara la edad, el físico, etc. No va a tener la “oportunidad” de enfrentarse a los demás directamente, no va a pasar la vergüenza de presentarse, de que le vean los cambios que se están produciendo en su cuerpo, etc. Lo que en un principio es una ventaja, como es relacionarse con mucha gente, al hacerlo a través de un objeto que impide el encontrarnos frente a frente, a la larga se vuelve en contra. Al no tener que enfrentarse al otro, no genera recursos personales, que es como en definitiva se va a dar a conocer, se conoce a sí mismo, le conocen y va creciendo, madurando como persona.

P. ¿Existe síndrome de abstinencia?

R. Las personas afectadas por adicciones no tóxicas, una vez que dejan de jugar o utilizar el móvil o el objeto concreto, sufren angustia, ansiedad, nerviosismo, irritabilidad.

En un principio se conectan a Internet por necesidad académica, por disfrutar, contactar con amigos, produciendo satisfacción. Posteriormente el dejar de hacerlo produce el síndrome de abstinencia y la conexión se realiza no buscando tanto la satisfacción, sino para evitar el malestar de estos síntomas.

P. ¿Con tanta tecnología, no somos todos un poco dependientes? ¿Dónde se establece el límite?

R. Podríamos que decir que sí, aunque hay que distinguir entre uso, abuso y dependencia. La mayoría nos encontramos en el uso, que no tiene más repercusiones. Las nuevas tecnologías son necesarias, pero no imprescindibles en todos los ámbitos.

El límite es cualitativo y cuantitativo. Cuando una persona centra su vida en una actividad concreta. Sus necesidades, sus comentarios, sus relaciones pasan a un segundo plano y vive por y para estar el máximo tiempo disponible con es actividad. Cuando siento insatisfacción, malestar… cuando no puedo estar conectado.

P. ¿Puede caer cualquiera en esta adicción?

R. En principio si, cualquier persona es susceptible de depender de una sustancia o actividad, y de igual forma de iniciar el uso de un móvil o de internet y abusar del mismo.

P. ¿Cómo lo podemos evitar?

R. La comunicación es fundamental. Relacionarnos con el otro directamente. Pertenecer a algún grupo (deportes, teatro,…), además de los otros grupos de referencia: la familia, el colegio, los amigos de la calle. No podemos centrar nuestras vidas en solo un pilar, sino en varios.

Adolescente jugando a la videoconsola

Adolescente jugando a la videoconsola

Respuesta. Sí. Es un sector de la población que ha crecido con las nuevas tecnologías, tiene más facilidad de acceder a ellas  y al tener más posibilidades, conocimiento y tiempo, más casos se dan a estas edades. También la inmadurez característica de la edad, con inestabilidad emocional, baja autoestima…

Por parte de los medios de comunicación existe una gran presión dirigida especialmente a los más jóvenes, a través de la publicidad.

Control de los padres. Con el objetivo de tener a los menores controlados, cada vez se les compra el teléfono móvil a edades más tempranas, cuando todavía carecen de capacidad para hacer un uso racional del mismo.

P. ¿Qué diferencia presenta con respecto a la adicción a una sustancia?

R. Lógicamente la primera diferencia es que no se ingiere y las consecuencias negativas que tiene el introducir cualquier sustancia en el organismo no se tiene con las NNTT. En segundo lugar, es que muchas sustancias que crean adicción son ilegales y el caso de las nuevas tecnologías no sólo son legales, sino fomentadas y cada vez a edades más tempranas, siendo éste un factor de riesgo añadido. Y una de las principales diferencias es que la persona debe aprender a usarla, a diferencia de las sustancias que deben de dejar el consumo.

P. ¿Cuál es más grave una adicción a sustancia o una adicción sin ella? ¿Cuál es más fácil de tratar?

R. Partiendo que la adicción es un síntoma de algo que está ocurriendo a la persona y por tanto más que tratar el síntoma, es decir la sustancia u objeto de adicción (que también hay que tener en cuenta) hay que tratar el origen, los motivos por los que comenzó el uso y pasó a dependencia. En ese punto hay bastante semejanza.

Depende de cada caso pero en adicciones a sustancias la persona suele venir con más problemas de desarraigo laboral y social, e incluso con situaciones judiciales y de enfermedad, que siempre complica el tratamiento. Aunque hay que insistir que depende de cada caso: hay personas que llegan en una situación límite, con un gran deterioro y han sido más fáciles de tratar que otros casos en que no existía tal situación.

Siempre es mejor tener en cuenta la familia, ya que cuando termine el tratamiento, tiene que tener habilidades y recursos para seguir acompañando a la persona afectada. 

P. ¿Se cura una persona adicta a las nuevas tecnologías? ¿Va a tener que prescindir de ellas para siempre como ocurre en muchas ocasiones con las drogas, por ejemplo, con el alcohol?

R. Por supuesto, una persona se rehabilita y podrá seguir usando las nuevas tecnologías. De hecho en el tratamiento se tienen en cuenta un proceso en el cual la persona tiene que utilizar el objeto de abuso:

En una primera etapa, se impedirá cualquier contacto con el objeto y se trabajará la identificación del problema en la persona y no en el objeto, así como la integración en el grupo.

En una segunda etapa se establecerá una utilización controlada del objeto, iniciándose un proceso de conocimiento y crecimiento personal, con especial incidencia en la profundización de los sentimientos.

En la etapa final, el uso del objeto será controlado por la propia persona, y se producirá la plena incorporación social y académica y/o laboral.

P. ¿Qué factores pueden influir a la hora de caer?

R. Teniendo en cuenta las características de la etapa evolutiva del adolescente, ante una situación traumática, una pérdida, un fracaso escolar, una separación de los padres…. el adolescente puede vivirlas en soledad en lugar de afrontarlas con sus padres, los profesores, los amigos…

En ese espacio de soledad se encuentra con una no aceptación de la realidad personal con todos los cambios físicos y psicológicos que no llega a aceptar, conflictos familiares que no resuelve…

Pro también influyen otros factores. No tener otras diversiones, baja autoestima, pocas habilidades sociales, ausencia de una red social de amistades, falta de comunicación en la familia, etc,  hace que la persona pueda iniciar y mantener el abuso.

P. ¿Por qué se puede sentir más seguro cuantas más horas pasa conectado a las nuevas tecnologías?

R. Independientemente del paulatino aumento de horas conectado, el no tener que “enfrentarse” directamente a otras personas, sino hacerlo a través de internet o SMS, hace que sienta que controla la situación, que “vence” a sus enemigos generando un sentimiento de superioridad. Es moverse en un mundo de fantasía donde desaparecen todas sus inseguridades y miedos.

 

P. ¿Por qué prefiere comunicarse por el móvil o por internet antes que interactuar con la otra persona cara a cara?

R. Al chatear a través de internet y/o del teléfono móvil, tiene la oportunidad de manifestarse no como realmente es, sino como le gustaría ser, como piensa que a los demás le gustaría que fuera. Enmascara la edad, el físico, etc. No va a tener la “oportunidad” de enfrentarse a los demás directamente, no va a pasar la vergüenza de presentarse, de que le vean los cambios que se están produciendo en su cuerpo, etc. Lo que en un principio es una ventaja, como es relacionarse con mucha gente, al hacerlo a través de un objeto que impide el encontrarnos frente a frente, a la larga se vuelve en contra. Al no tener que enfrentarse al otro, no genera recursos personales, que es como en definitiva se va a dar a conocer, se conoce a sí mismo, le conocen y va creciendo, madurando como persona.

P. ¿Existe síndrome de abstinencia?

R. Las personas afectadas por adicciones no tóxicas, una vez que dejan de jugar o utilizar el móvil o el objeto concreto, sufren angustia, ansiedad, nerviosismo, irritabilidad.

En un principio se conectan a Internet por necesidad académica, por disfrutar, contactar con amigos, produciendo satisfacción. Posteriormente el dejar de hacerlo produce el síndrome de abstinencia y la conexión se realiza no buscando tanto la satisfacción, sino para evitar el malestar de estos síntomas.

P. ¿Con tanta tecnología, no somos todos un poco dependientes? ¿Dónde se establece el límite?

R. Podríamos que decir que sí, aunque hay que distinguir entre uso, abuso y dependencia. La mayoría nos encontramos en el uso, que no tiene más repercusiones. Las nuevas tecnologías son necesarias, pero no imprescindibles en todos los ámbitos.

El límite es cualitativo y cuantitativo. Cuando una persona centra su vida en una actividad concreta. Sus necesidades, sus comentarios, sus relaciones pasan a un segundo plano y vive por y para estar el máximo tiempo disponible con es actividad. Cuando siento insatisfacción, malestar… cuando no puedo estar conectado.

P. ¿Puede caer cualquiera en esta adicción?

R. En principio si, cualquier persona es susceptible de depender de una sustancia o actividad, y de igual forma de iniciar el uso de un móvil o de internet y abusar del mismo.

P. ¿Cómo lo podemos evitar?

R. La comunicación es fundamental. Relacionarnos con el otro directamente. Pertenecer a algún grupo (deportes, teatro,…), además de los otros grupos de referencia: la familia, el colegio, los amigos de la calle. No podemos centrar nuestras vidas en solo un pilar, sino en varios.

The following two tabs change content below.
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy y el periódico 'Aquí en Alcoy'. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Mireia Pascual Mollá
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy y el periódico 'Aquí en Alcoy'. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.
Next Article:

0 %

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies