• Home »
  • Entrevistas »
  • Entrevista a Kari Randen: “Las cifras de consumo de alcohol son bajas pero aunque no bebamos tanto como en España, nos afecta”

Entrevista a Kari Randen: “Las cifras de consumo de alcohol son bajas pero aunque no bebamos tanto como en España, nos afecta”

Kari Randen / avogtil.no

Kari Randen / avogtil.no

Noruega tiene una de las políticas de alcohol más estrictas de Europa. La venta de alcohol de alta graduación se realiza únicamente en locales especializados para tal fin, denominados VINMONOPOL. Los horarios de estas tiendas están estrictamente controlados por el gobierno y la venta de alcohol de alta graduación está prohibida a menores de 21 años. Además los impuestos sobre las bebidas alcohólicas son muy elevados. AV·OG·TIL es una organización que desde 1980 se encarga de elaborar campañas de concienciación dirigidas a personas adultas en escenarios concretos en los que el alcohol puede estar presente y puede suponer un riesgo para la propia persona o su ambiente más cercano. Kari Randen es gerente de esta organización.

Pregunta. ¿Qué es AV·OG·TIL y qué funciones cumple?

Respuesta. Realizamos campañas. Nos dirigimos a la población general, nuestro público objetivo es la gente adulta que bebe alcohol. Y realizamos campañas con un contexto de situaciones variadas en las que trasmitimos un mensaje claro de que el alcohol puede dañar a uno mismo y a otros. Trabajamos por ejemplo, en temas como el alcoholismo en la conducción de coches y de barcos y en situaciones concretas en los que los adultos se encuentran con niños o jóvenes. Les hacemos reflexionar planteando cuestiones como : ¿Cómo actuaría tu hijo si tú bebes? Tenemos muchos anuncios publicitarios, muchas campañas en Facebook e intentamos aumentar la concienciación entre la población sobre cómo los niños reaccionan. No damos una respuesta a las preguntas que planteamos, es decir, no les decimos: ‘No puedes beber nada’ o ‘puedes beber solo un vaso’ sino que hacemos que la gente se pare a pensar sobre ello y sean ellos mismos lo que saquen sus conclusiones.

P. ¿Quiénes conforman AV·OG·TIL?

R. Mayoritariamente somos publicistas y gente de comunicación pero también contamos con investigadores que trabajan en el tema del alcoholismo. Estamos fundados por el Gobierno y estamos conformados o respaldados por 49 organizaciones y ahí se encuentran todas las grandes organizaciones de Noruega. Forman parte de partidos políticos, organizaciones de temáticas muy variadas, etc. Y la razón es que tenemos que hablarle a gente normal y necesitamos el apoyo y participación de algunas organizaciones para que nos ayuden a poderlo hacer.

P. Entiendo que trabajan a nivel nacional, ¿no es así?

R. Sí, trabajamos en todo el país pero también trabajamos a nivel local porque intentamos cambiar la actitud de la gente y para eso es necesario hablar cara a cara con la gente. No es suficiente con mostrarles un anuncio y decirles: ¿Has pensado sobre esto? Es necesario hacerles plantearse y reflexionar acerca de ello mediante una conversación. Ese es el camino para cambiar el pensamiento de la gente.

El problema que tenemos es que la gente bebe en cantidades muy grandes

P. ¿Cuál es el problema de alcohol que existe en Noruega?

R. Noruega tiene una de las políticas de alcohol más restrictivas de Europa. Una persona no puede comprar vino o alcohol de alta graduación en cualquier parte, en los supermercados solo se puede comprar cerveza o vino de baja graduación. Existen unas tiendas especializadas llamadas VINMONOPOL que pertenecen al gobierno.

P. Y a pesar del hecho de esta política tan restrictiva, ¿Noruega tiene u problema de alcohol grave?

R. El problema que tenemos es que la gente que bebe, bebe en cantidades muy grandes, hace atracones de bebida. Ese es el problema. Y además hemos visto en los últimos años que el consumo de alcohol está cambiando y ahora los noruegos beben más de lo que solían beber. Y también bebemos más los fines de semana. La media de consumo de alcohol en Noruega por persona es de 6’35 litros en un año. Es decir, es muy bajo si lo comparamos con cualquier otro país, pero aun así aunque no bebamos tanto como en España, nos afecta.

P. ¿Cuáles son vuestros principales objetivos?

R. Queremos cambiar los hábitos de consumo de alcohol de la gente, que entiendan que el alcohol puede ser dañino para uno mismo o para la gente de alrededor. Nuestro objetivo no es que la gente pare completamente de beber sino concienciar acerca de en qué aspectos de la vida beber puede ser perjudicial.

Hacemos mucho trabajo en Facebook porque sabemos que los padres están en esa red social

P. ¿Qué diferencia a AV·OG·TIL de otras organizaciones que se encargan de hacer concienciación?

R. Hay diferencias. La principal es que nos dirigimos a gente adulta mientras que muchas de las organizaciones existentes se dirigen a un público joven. Y además tenemos un mensaje con el que la mayoría de la población Noruega está de acuerdo, lo hemos medido y sabemos que es así. Es decir que la gente está de acuerdo con lo que hacemos y trasmitimos. Y eso es un buen comienzo. Además tenemos una muy buena acogida a nivel local y la gente quiere hacer actividades locales para nosotros y quieren participar e implicarse. Creo que esta posición es única para existir. Trabajamos en el sitio en el que está el grupo al que nos queremos dirigir, si hay que estar en la costa no estamos en Oslo. Y además hacemos mucho trabajo en Facebook porque sabemos que los padres están en esa red social y en las comunidades locales porque es donde la gente vive y trabaja y dónde sabemos seguro que se van a implicar.