• Home »
  • Entrevistas »
  • Entrevista a Juan Antonio Lobato: “En estado de drogadicción difícilmente se puede crear una obra de arte”

Entrevista a Juan Antonio Lobato: “En estado de drogadicción difícilmente se puede crear una obra de arte”

“En estado de drogadicción  difícilmente se puede crear una obra de arte”

FOTO 1. JUAN ANTONIO-2016Juan Antonio Lobato es doctor en medicina  a la vez que pintor. Es además Coronel Médico de la Armada en San Fernando (Cádiz). Explica que debe desmitificarse el asunto de que las drogas inspiran a la hora de crear en el arte. La comorbilidad psiquiátrica (presencia de un trastorno adictivo con uno o varios trastornos mentales) ha estado muy presente en la historia de la pintura y el arte. Cuenta además cómo son las obras creadas bajo los efectos de sustancias.

Pregunta. ¿Inspiran las drogas a la hora de crear o es un mito? 

Respuesta. El uso de drogas influye en el artista  como pueda influir en cualquier otra persona en el ejercicio de su profesión o su vida. Debe desmitificarse este asunto. En estado de drogadicción  difícilmente se puede crear una obra de arte ,y ya no digamos nada sobre una obra maestra.

P. ¿Cómo influye ese consumo de sustancias en el arte? 

R. Influye en el artista, conformando su personalidad y su modus vivendi, más que en el arte, pues dificilmente la obra que puede vislumbrar en su mente bajo los efectos de las sustancias puede  llevarlas  a cabo en el lienzo.

P.¿ En qué medida hay presencia de comorbilidad en los pintores que consumen? 

R. La historia del arte está llena de ejemplos de comorbilidad. Por citar a los más conocidos hablaríamos de Caravaggio,  Vicent Van Gogh, Amadeo Modigliani, Tolouse Lautrec, Francis Bacon, Edward Munch, Egon Schiele, Jackson Pollock por citar algunos de  los fallecidos más célebres. Aunque el mayor ejemplo de comorbilidad lo tenemos en el desaparecido Jean Michel Basquiat.

P. ¿Cómo son las obras realizadas bajo el consumo? 

R. Difícilmente un pintor reconoce que una obra es fruto del consumo. Si es más frecuente en el campo de la música y la psicodelia gráfica que supuso la llegada del LSD. Puestos al habla con artistas consumidores de esta sustancia relatan que con su uso no se experimentaban ganas precisamente de trabajar ni en pintura ni en nada, sino solo ganas de fiesta y diversión.

drogas_y_arte

P. ¿Qué busca el pintor al consumir? ¿Consume para pintar? 

R. A propósito de la búsqueda de la iluminación con sustancias nada mejor que la absenta a la que se le atribuia el poder de la iluminación. Al beberla se esperaba la aparción del “Hada verde”que iluminara tu trabajo. El mito se extendió de tal manera que si no aparecía la inspiración había que beber más y más absenta. Lo que generalmente ocurría era una auténtica intoxicación alcohólica dado el alto componente alcohólico de la bebida. Modigliani era célebre por sus borracheras de absenta, pero las obras sobre Jeanne Hebuterne que le harían famoso después de muerto no fueron hechas en estado de drogadicción.

Algo parecido ocurre con el opio y sus derivados a los que s e otorga la propiedad de escapar de la realidad al pintor permitiendo ensoñar sobre el resultado de la pintura.

P. ¿Qué ejemplos contemporáneos de pintores consumidores hay? 

R. De entre los artistas vivos más cotizados, citaríamos a Damien Hirts,  quien públicamente afirma ver con las drogas lo que nadie ve.  Y que para un pintor, no hay nada más terrible que un lienzo en blanco y no saber lo que poner en él. Aquí en España, Mikel Barceló publicamnete relató haber consumido sustancias en la búsqueda de la inspiración y como ese flah, ese relámpago que supone momentáneamente el uso de las mismas después no sirve para el trabajo.

P. ¿Qué características comunes de personalidad tienen los pintores consumidores? 

R. El pintor necesita ese flash de la iluminación,esa flecha de Cupido, en cordura o en locura,con adicciones o sin ellas que le permitan conseguir que su verdad se transforme en su belleza y su belleza en su verdad.

Para lograrlo el artista es capaz de cualquier cosa y una vez que lo consigue,tal cual “mantis religiosa” ya está todo dicho.

P. ¿Cómo romper con la idea extendida de que para crear grandes obras debe haber un estado mental deprimido o de gran tristeza o hay que estar bajo los efectos de las drogas?

R. En cualquier caso, alcohol, drogas y alteraciones mentales pueden conformar la personalidad del artista, pero soy más de la opinión que una persona creadora siempre tiene aptitudes en principio “naturales” y que su maestría y genialidad tengan más que ver con la educación y el ambiente donde se han desenvuelto que con el uso de sustancias o la enfermedad mental. Creo más en la transpiración con el trabajo que en la inspiración con tal o cual sustancia.