• Home »
  • Entrevistas »
  • Entrevista a Icro Maremanni, Federación Mundial para el Tratamiento de la Dependencia a los Opioides

Entrevista a Icro Maremanni, Federación Mundial para el Tratamiento de la Dependencia a los Opioides

ICRO MAREMANNI

“Debemos intervenir en la escuela para detectar personas con una historia de descontrol impulsivo o con problemas de desarrollo neurológico”

Icro Maremanni es el presidente de la Federación Mundial para el Tratamiento de la Dependencia a los Opioides y Profesor de la Universidad de Pisa.

Pregunta. ¿Qué está ocurriendo con los opioides? ¿Hay una epidemia a nivel mundial o solo en algunos países?

Respuesta. Depende porque en EE. UU. hay un problema realmente grande porque no hay control de la prescripción del dolor. En Europa tenemos una situación diferente. En el norte de Europa, la situación es similar a la de EE. UU.,  pero en el sur de Europa no existe este tipo de situación porque existe un mayor control de los analgésicos y, por lo tanto, es difícil iniciar una adicción con medicamentos opioides para el dolor.

P. ¿Cómo hacemos para equilibrar su uso y que cumplan su función paliativa sin que generen adicción?

R. Existe un problema porque en EE. UU. probablemente no hay control y, por lo tanto, los pacientes no sienten dolor, pero muchos son adictos a las drogas que se tratan, los adictos a los opioides pueden estar involucrados con los analgésicos opioides. En Italia o en el sur de Europa esto es muy difícil y el riesgo es que con la idea de un riesgo de adicción no podemos tratar el dolor en la población, especialmente en Italia.

P. ¿Qué relación existe entre los trastornos de ansiedad y la desregulación del humor con la adicción?

R. Es muy difícil de explicar porque, en general, también el médico, piensa que la ansiedad y la depresión son el curso de una adicción. En realidad, esta situación es muy limitada y probablemente la adicción puede provocar ansiedad, desconcierto del impulso y afectar el trastorno. En realidad, para la ansiedad, hay una primera ansiedad y luego una adicción. Pero, por ejemplo, para la depresión, probablemente lo primero sea la adicción y luego la depresión o muchos otros trastornos afectivos.

P. ¿Y qué relación existe con el control de los impulsos y la adicción?

R. Tampoco en este caso podemos diferenciar la prioridad del descontrol impulsivo y el descontrol impulsivo después de una adicción. Seguramente las personas adictas presentan un descontrol de la enfermedad, pero probablemente la gente que se descontrola puede usar las sustancias para controlar o mejorar, bueno, para tener un tremendo descontrol, especialmente para las personas psicópatas.

P. ¿No sería más interesante trabajar desde la base del problema de regulación emocional para prevenir ansiedad y problemas de impulsividad de forma que no se terminara por desarrollar trastornos que requieren de forma indispensable del consumo de opioides?

R. Sí, sí, sí, por supuesto, debemos intervenir en la escuela para detectar personas con una historia de descontrol impulsivo o con problemas de desarrollo neurológico. Porque si detenemos el descontrol, podemos reducir el uso de una sustancia, pero si no estudiamos este tipo de síntomas durante la etapa escolar, después puede que haya cierta confusión porque el control y la adicción están en la misma construcción psicológica. Pero la prevención en la etapa escolar no es cuando el uso ya se ha empezado. Porque el uso de una sustancia puede comenzar sin un problema de control y luego tener un descontrol, por lo que es muy difícil distinguir cuál aparece primero.

P. ¿Estamos sobre medicando a la población?

R.  Creo que solo en las regiones anglosajonas hay un exceso de medicación y ningún control y una gran cantidad de opioides prescritos para los jóvenes. Y, por eso, creo que debemos tener más cuidado al prescribir, especialmente en el caso de los jóvenes. Y creo que debemos tratar la adicción porque hay una interferencia entre un adicto a las drogas no tratado y un medicamento para el dolor. Creo que la gente no quiere ser tratada hasta que la situación es realmente mala, en la calle. Y por otra parte, los médicos no están convencidos de que debamos interrumpir al inicio de la enfermedad y probablemente estén esperando más tiempo, esperando que la progresión de la adicción sea suficiente y luego, cuando se intervienen con la medicación, es tarde.

P. ¿Cuándo sí se debe recetar un opioide? ¿Cuándo no?

R. Creo que debemos prescribir opiáceos si existe una dependencia real, no para un uso de opioides sin un uso continuo, con un opioide de fuerte tolerancia y sin una historia de comportamiento recurrente, porque si el comportamiento recurrente está presente, es probable que tengamos que tratar personas con opioides.

The following two tabs change content below.
Mireia Pascual Mollá
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Coordinadora de la campaña #RompeElEstigma. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy, El Gratis y Hoja del Lunes. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Vocal de la Junta de la Asociación de la Prensa de Alicante y miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.