• Home »
  • Entrevistas »
  • Entrevista a Benjamín Climent, médico internista en el Hospital General de Valencia sobre cannabis sintético

Entrevista a Benjamín Climent, médico internista en el Hospital General de Valencia sobre cannabis sintético

Benjamín Climent / InD

Benjamín Climent / InD

 “No tenemos métodos que puedan detectar los nuevos cannabinoides sintéticos”

Benjamín Climent es médico internista en el Hospital General de Valencia, es miembro de Socidrogalcohol y representante de la sociedad en el sistema de alerta temprana para la detección de nuevas drogas. El pasado día 8 de noviembre participó en el II Congreso de Cannabis y sus Derivados, donde habló del cannabis sintético.

Pregunta. ¿Qué riesgos tiene y qué diferencias principales tiene con respecto al cannabis tradicional?

Respuesta. Los cannabinoides sintéticos no tienen realmente ningún parecido con el cannabis natural. Son productos químicos de síntesis que lo que hacen es un efecto agonista completo con una afinidad muy muy potente en los receptores cannabinoides que tenemos en el organismo y esta potencia y afinidad tan alta, va a dar lugar a una serie de efectos clínicos que no tienen nada que ver con los efectos que estamos acostumbrados a ver, efectos tóxicos, por supuesto, del cannabis natural.

P. ¿Qué ocurre en el organismo? ¿Cuáles son los detectores a nivel físico que se puede ver en una persona que ha consumido cannabis sintético?

R. El fenómeno del cannabis sintético arranca desde hace unos diez años, empezó como una alternativa legal al cannabis, pero esto ha dado la vuelta en los últimos años porque han salido al mercado compuestos ultra potentes con unos efectos tóxicos que son impredecibles y que están empezando a producir cuadros clínicos muy poco descritos anteriormente y muy graves. Con el problema de que está afectando a adolescentes. Los cannabinoides sintéticos afectan principalmente al sistema nervioso central y el sistema cardiovascular. Los últimos que están circulando por nuestras ciudades son sustancias muy peligrosas que están produciendo mucho daño neurológico, mucho daño psiquiátrico y cardiovascular. Predomina la clínica con alteraciones psiquiátricas, de conducta, agitación, alucinaciones, cuadros similares a una psicosis aguda; y junto a ellos aparecen síntomas neurológicos en relación probable con déficits de irrigación e isquemias a nivel de territorios cerebrales. Entonces estos déficits neurológicos dan clínica similares a un accidente vascular cerebral isquémico y además, en el mismo paciente aparecen alteraciones cardiovasculares del tipo de taquicardias, dolor torácico, etc síntomas parecido a un síndrome coronario agudo.

P. No sale en las analíticas que se realizan como sí sucede en todas las sustancias tóxicas. ¿Cómo se puede saber si esa persona ha realizado ese consumo o no?

R. Por desgracia en estos momentos a nivel asistencial, en los hospitales o consultas, no tenemos métodos que puedan detectar este tipo de nuevos cannabinoides sintéticos. Tenemos que guiarnos por las manifestaciones clínicas que un paciente presenta y evidentemente por las referencias que nos den los acompañantes o el propio paciente, de lo que ha podido consumir. Nunca lo podemos detectar, nos encontramos con pacientes intoxicados de forma grave, en los que hacemos las detecciones habituales y no hay ninguna sustancia que podamos identificar. Esto complica mucho el manejo de estos casos y sobre todo nos complica las cosas porque no podemos tener información de cuáles son ahora mismo en este momento las sustancias que están utilizando en la calle.

P. Ha hablado también en la conferencia del infra diagnóstico, ¿está esto relacionado con la NO detección?

R. Claro, si a nivel asistencial el profesional no conoce lo que está sucediendo en el consumo de estas sustancias y no sospecha que el cuadro que tiene delante de intoxicación con agitación, con esas manifestaciones psiquiátricas y cardiovasculares…puede estar en relación con el consumo de cannabinoides sintéticos, va a ser muy difícil que podamos tener esa información para poderla pasar a las autoridades y que puedan tener datos de qué es lo que está sucediendo en nuestro medio. Y lo peor es que hay que realizar actividades de prevención del consumo. Entonces si no sabemos lo que está ocurriendo, difícilmente vamos a poder prevenirlas.

P. ¿Cuál es el contenido de la sustancia? ¿Se conoce o se desconoce?

R. Están cambiando continuamente. Es uno de los problemas para la identificación en laboratorios porque han ido apareciendo nuevas y hay docenas de moléculas nuevas y van cambiando. Con lo cual desarrollar una técnica de laboratorio, costosa de preparar, no es muy útil porque al cabo de unas semanas va a salir una molécula nueva al mercado, entonces es muy difícil saber qué es lo que contienen. Además, se están viendo mezclas con otras nuevas sustancias psicoactivas, con lo que aún complican más lo que son los efectos clínicos de la intoxicación.

P. Se observa en estos pacientes muchos vómitos y náuseas, comentaba que solo las duchas de agua muy caliente (de unos 40-45 grados) son las que calman estos síntomas. ¿Esto es un indicador que nos puede ayudar a identificar el consumo?

R. Esto entra en el síndrome de hiperémesis (vómitos) cannábica, que desde hace años estamos viendo, aunque últimamente en mayor grado, en consumidores de grandes cantidades de cannabis natural. Pero también estamos viendo que los cannabinoides sintéticos están describiendo también estos cuadros de náuseas y vómitos. Es característico que estas náuseas y vómitos no respondan a ningún tratamiento y solo responden a la cesación del consumo o se alivian con las duchas de agua caliente.

The following two tabs change content below.
Mireia Pascual Mollá
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Coordinadora de la campaña #RompeElEstigma. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy, El Gratis y Hoja del Lunes. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Miembro de la Asociación de la Prensa de Alicante y la Asociación Nacional de Informadores de Salud.