Entrevista a Antoni Gual con motivo del congreso Lisbon Addiction

“Las tres medidas básicas para abordar el problema del alcohol es incidir sobre el precio, sobre la accesibilidad y prohibir el marketing”

Antoni Gual hace algo mas de 30 años que se dedica al tratamiento de los problemas causados por las sustancias adictivas, especialmente el alcohol. Ha sido presidente de la European Federation of Addiction Societies y presidente de Socidrogalcohol del 1996 a 2004, entre otras muchas labores en el campo de las adicciones.

Pregunta. Antes que nada, ¿Qué opinión tiene de este evento científico en el que se está produciendo mucho conocimiento a través de la evidencia científica?
Antoni Gual / S. Oliveira

Antoni Gual / S. Oliveira

Respuesta. Me parece que esta segunda edición del Lisbon Addiction está ayudando mucho a consolidar este congreso como el congreso europeo de adicciones y por lo tanto en el que hay que felicitar a todos los organizadores. Han conseguido reunir a más de 1000 especialistas de muy alto nivel. El contenido de las ponencias es muy interesante y como decía, se están convirtiendo en el punto de encuentro bianual con los expertos en adicciones, con el valor añadido de que es una reunión multidisciplinar. Aquí vemos psicólogos, trabajadores sociales, políticos, abogados, gente del mundo de la salud pública y, por lo tanto, esa visión multidisciplinar enriquece tremendamente el congreso.

P. Usted está liderando un programa dirigido a jóvenes investigadores para trabajar en este área de producción de conocimientos. ¿En qué consiste?

R. Es un programa que se llama Twist y que está financiado por la Unión Europea. Es muy ambicioso porque nos permite dar una formación de alto nivel a investigadores europeos que ya están trabajando en adicciones. Y no solo les podemos facilitar esa formación, que es de muy alto nivel, sino que además en el marco de la conferencia de adicciones, estamos consiguiendo que se genere un networking. Estamos facilitando el que se hagan relaciones, y por tanto, estamos haciendo una contribución muy importante a construir ese espacio europeo de trabajo en adicciones que tan importante es.

P. 20 o 30 años después, ¿Cómo ve usted el tema de las adicciones en el mundo y sobre todo y en concreto en el mundo ibérico?

R. En el mundo ibérico, y en el mundo en general, seguimos teniendo problemas generados principalmente por las drogas legales. La mayor parte de los problemas son atribuibles al alcohol y al tabaco. Con el alcohol yo creo que no estamos mejorando y aquí yo creo que la presión del lobby, de la industria del alcohol está impidiendo que se tomen las medidas que hay que tomar. Con el tabaco se han producido, en cambio, progresos muy importantes y esto es gracias a las medidas legislativas que se han tomado en los estados y en la unión europea. Luego está el tema de las otras drogas, que es importante, pero no tiene la dimensión de estas dos y en los últimos 30 años hemos podido ver afortunadamente como la epidemia de heroína ha sido reconducida. Como ha aparecido la epidemia de cocaína y en este momento parece que ha tocado techo. Como el cannabis está siendo un problema de consumo masivo y desgraciadamente su regulación no se está gestionando de una manera eficaz y con una perspectiva de salud pública. Y vemos como las nuevas sustancias psicoactivas están generando preocupación que va unido también a los nuevos canales de distribución que también han explicado en una sesión de TAP Market.

P. Tantos años con el problema del alcohol y seguimos sin encontrar una forma de solución del problema, que pueda por ejemplo, minimizar los daños en temas de su vivencia.

R. Yo creo que tenemos las soluciones y que no se implementan. Incluso la OCDE ha publicado un libro con un mensaje muy claro. Las tres medidas básicas para abordar el problema del alcohol es incidir sobre el precio, sobre la accesibilidad y prohibir el marketing. Sabemos que eso es lo que tenemos que hacer. Lamentablemente la presión de la industria sobre nuestros políticos sigue siendo muy grande y consiguen que nuestros políticos hagan lo que no tienen que hacer porque los políticos deberían estar al servicio de la población, no al servicio de la industria.

P. Es decir, la salud está siempre por detrás.

R. Yo diría que los intereses económicos están consiguiendo pasar por delante a la salud. La población valora la salud, los grandes conglomerados valoran la economía; y lamentablemente esas grandes empresas consiguen hacer más presión sobre los políticos que sobre los ciudadanos.

Sérgio Oliveira y Mireia Pascual
Entrevista compartida con Dependencias.pt
The following two tabs change content below.
Mireia Pascual Mollá
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Coordinadora de la campaña #RompeElEstigma. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy, El Gratis y Hoja del Lunes. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Vocal de la Junta de la Asociación de la Prensa de Alicante y miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.