Entrevista a Alícia Rodríguez Martos

“La rehabilitación es un canto a la vida y al amor”

Alícia Rodríguez Martos es doctora en medicina, especialista en Psiquiatria. Cuando se jubiló cursó estudios en la Escola d’Escriptura del Ateneu Barcelonès para aprender a escribir novelas, una pasión que siempre ha tenido. Antes había realizado numerosos artículos científicos. ‘Si te llaman Mercedes’ es su primera obra en la que plasma gran parte de su carrera como médico que ha ayudado a rehabilitar a multitud de personas.

Pregunta. ¿Por qué una novela como ‘Si te llaman Mercedes’?

Respuesta. Porque quería aprovechar la plataforma que representa una novela para dar a conocer que personas con problemas muy serios, como el alcoholismo, son capaces de superarse a costa de un gran esfuerzo que merece respeto y admiración.

P. ¿Cómo nace Laura, su protagonista?

alicia_rodriguez_si_me_llaman_mercedesR. Laura nace de los muchos dramas personales que he vivido a través de mis pacientes. Es el exponente de la mujer alcohólica estigmatizada y degradada en todos los ámbitos.

P. ¿Qué cuenta la historia?

R. La vida de una mujer nacida en el antiguo Barrio Chino de Barcelona en los años 30, que pasa la vida en la calle al morir su madre cuando tiene 14 años. Acostumbrada a beber, su consumo empeora cuando es madre soltera y se dedica a la prostitución. Al despertar de una borrachera en unos portales con su hija de 14 meses meada y hambrienta a su lado, decide renunciar a ella para salvarla. No la lleva a un hospicio, sino que la deposita anónimamente en casa de un matrimonio que sabe la van a recoger. Nunca perderá de vista a su hija, a la que explica su historia a través de las páginas que constituyen la novela. Por cierto que la niña se llama Charito, pero sus padres adoptivos, que lo ignoran todo de ella, la llamarán Mercedes. De ahí el título de la novela y las líneas que preceden el texto: <<Si te llaman Mercedes y tienes una peca en la nalga derecha, estas páginas son para ti>>.

P. ¿Cómo plasmas los años de trabajo en esta historia? ¿Hay alguna vivencia real que haya volcado en la novela?

R. Toda mi experiencia profesional está volcada en la novela. No es la historia de ninguno de mis pacientes y, sin embargo, todos están dentro. Ahí están los pacientes con su sufrimiento, su lucha y su solidaridad y generosidad entre ellos. Ahí están los tratamientos que hacíamos en los años 70-80, ahí las sesiones de grupo, las intervenciones aversivas con apomorfina.  Insisto: las historias que se cuentan son pura ficción, pero con la base de lo que he vivido.

P. ¿Cómo trasmitir el sufrimiento de una persona adicta? ¿Cómo se pone en su piel?

R. Igual que cuando me ponía en su piel para ayudarles a superar su adicción: con empatía y entrega. Creo que me es fácil meterme dentro de los personajes (solo puede escribirse desde dentro de ellos, si quieres dotarlos de vida y compartir su sufrimiento) porque estoy ejercitada en esforzarme en comprender a mis pacientes y a vivir con ellos su situación personal y su lucha por recuperarse. Creo que, en este campo, aunque empleemos fármacos, los profesionales somos el principal instrumento terapéutico. Esto cansa, agota, pero también enriquece y ensancha horizontes, que pueden plasmarse a la hora de escribir una novela.

P. ¿Pueden libros como este a ayudar en la concienciación social?

R. Yo creo que sí. Por eso lo he escrito, no solo por ser el tema que tenía más a flor de piel. De hecho, nada de lo que he escrito después toca ya estos temas. Pero la primera novela tenía que estar dedicada a los pacientes a los que también he dedicado más esfuerzos en mi vida como médico. Se lo merecen. Es mi homenaje a ellos. Espero que el lector de esta novela cambie su percepción de los enfermos alcohólicos, si los consideraba desahuciados, y le merezcan un respeto en cualquier caso. La novela reivindica la dignidad del ser humano también en otras situaciones de marginalidad.

COBERTA_Si te llaman Mercedes

P. ¿Es la rehabilitación un canto a la vida?

R. A la vida y al amor. Aunque también podríamos decirlo al revés. Porque en esta novela el amor es el motor principal y el común denominador. ¿Quieres más prueba de amor que renunciar a la propia hija, lo único que tiene Laura en el mundo, para no hacerle daño? También aparecen el amor filial, el amor de la Amistad con mayúsculas, el amor lésbico… El amor como sinónimo de generosidad, sin la cual cabe cuestionarse que el amor exista.

P. ¿A quién va dedicado este libro? ¿A quién le recomienda su lectura?

R. Como he comentado antes, la dedico a los pacientes alcohólicos. Pero no solo les interesará a ellos. Es una historia de mujeres, de alcoholismo, de prostitución, de lesbianismo, de trapicheo de drogas en el Barrio Chino. Y una historia de amor. También es una pintura del Raval de mediados del siglo XX y de la sociedad barcelonesa de la época. A mí me gusta el naturalismo y esta novela sigue esos cánones. He observado que gusta a hombres y mujeres por igual.

Esta novela solo existe en versión digital y ha sido editada por el sello SBe-books. Pude adquirirse en las principales plataformas digitales como Amazon, AB, FNAC, Casa del Libro e Itunes. Para más información: /http://www.sb-ebooks.es/l/si-te-llaman-mercedes/

The following two tabs change content below.
Mireia Pascual Mollá
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Coordinadora de la campaña #RompeElEstigma. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy, El Gratis y Hoja del Lunes. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Vocal de la Junta de la Asociación de la Prensa de Alicante y miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.