• Home »
  • Actualidad »
  • El empleo, un paso clave para la inserción sociolaboral de personas que han superado una adicción

El empleo, un paso clave para la inserción sociolaboral de personas que han superado una adicción

trabajo_adicciones_reinsercion

Proyecto Hombre, entidad especializada en la prevención y tratamiento de adicciones, subraya la importancia de la inserción sociolaboral para personas que han superado un problema de adicción y así potenciar su autonomía, desarrollo personal y una óptima integración en la sociedad. Proyecto Hombre, que hoy y mañana celebra sus XXI Jornadas Internacionales: “Impulsando la incorporación sociolaboral”, apuesta por un modelo de tratamiento con un enfoque integral para la atención de las personas con problemas de adicciones. Para ello, es clave el abordaje de múltiples aspectos, como los emocionales, de salud, familiares, sociales y formativo-laborales. “La reinserción sociolaboral, entendida como un proceso que se inicia en el momento en el que la persona entra en Proyecto Hombre, es crucial en el éxito del tratamiento, cuyo fin es la integración plena en la sociedad como un ciudadano activo”, explica Elena Presencio, directora general de la Asociación Proyecto Hombre.

 Adicciones y empleo 

Según el Informe 2018 del Observatorio Proyecto Hombre, la situación laboral usual en los tres años previos a entrar en Proyecto Hombre muestra que la mayoría de las personas habían estado trabajando a tiempo completo o parcial (77% hombres y 71% mujeres). Sin embargo, al inicio del tratamiento la mayoría de las personas atendidas no tenían trabajo (57% hombres y el 69% mujeres) y su fuente de ingresos era principalmente las ayudas familiares o de amigos y ayudas sociales o pensiones (36% hombres y el 44% mujeres). “De esta significativa diferencia en el patrón.

de empleo se puede establecer una relación directa entre las adicciones y la pérdida del trabajo, ya que los datos revelan que el 50% de las personas atendidas habían perdido su empleo (44% hombres y 56% mujeres)”, señala Presencio.

Un dato de especial relevancia entre las personas usuarias de Proyecto Hombre es la preocupación percibida por sus problemas de empleo en el último mes, que cuando se valora como una preocupación “extrema” y “considerable” es significativa (37%). A su vez, otorgan una importancia de “extrema” y “considerable” al asesoramiento sobre los problemas de empleo (43% hombres y 47% mujeres).

Proyecto Hombre ha posibilitado que más de 4.600 personas reciban formación para el empleo y/o accedan al mercado laboral a través del Proyecto de INtegración SOcioLaboral para personas con problemas de Adicciones (INSOLA), financiado por el Fondo Social Europeo (FSE), en el marco del programa POISES[2]. En 2015, el FSE concedió una subvención de 7,8 millones de euros a la Asociación Proyecto Hombre para el periodo de 2016 a 2019, a través de la cual 20 Centros Proyecto Hombre ofrecen formación para el empleo y facilitan la inserción sociolaboral a personas usuarias.