El doping. Parte 2

Lea la primera parte

Breve historia del doping

El doping es un ejemplo de los numerosos intentos que a través de la historia el hombre ha realizado para mejorar artificialmente su propia resistencia a la fatiga al participar en la guerra, la caza y el deporte, mezclando para ello frecuentemente la terapia con la magia y la brujería.

Está relacionado en su misma esencia con el deporte de competición. Por lo tanto no es estrictamente correcto referirse al doping en un ámbito diferente al de la actividad deportiva.

doping_revista_independientes_2La humanidad, incapaz de aceptar libremente sus limitaciones físicas y mentales, siempre ha buscado formas mágicas en un intento de superar con el mínimo esfuerzo sus posibilidades naturales.

En ese empeño ha utilizado diversos métodos alimenticios y medicamentos, no siempre lícitos, que pueden considerarse precursores de la práctica que hoy en día se conoce como doping.

Sobre la práctica del doping hay varios antecedentes históricos. Cronistas de la Grecia clásica narran que los fondistas, saltadores y luchadores que participaban de los juegos olímpicos, recurrían a ingestiones de extractos de plantas, extirpaciones del bazo y otros medios para mejorar su rendimiento.

Anteriormente la cafeína, que se usa desde 1805 en natación, ciclismo y atletismo, también en boxeo y fútbol ingresa todo lo referido a sustancias que mejorar el rendimiento.

¿Por qué existe el doping?

La aparición y extensión del doping se debe en gran parte a factores externos a la misma esencia del deporte como el abuso de fármacos que se da en la actualidad y a la presión que ejerce la sociedad sobre el deportista al que le exige una superación continua de su rendimiento deportivo.

En nuestra sociedad, el medicamento no solo se usa para combatir la enfermedad, sino también como ayuda en estados fisiológicos límites (cansancio, dolor, sueño, ansiedad, frustración, etc.).

 El deportista también recurre a ellos para estimularse o sedarse, aumentar su fuerza y masa muscular, su capacidad cardíaca, concentración, calmar fatiga, etc.

 En definitiva el doping se usa para obtener el triunfo o para conseguirlo con menor esfuerzo.

doping_revista_independientes_3

Tyson Gay, ben Johnson, Andre Agassi, Lance Armstrong y Marion Jones son algunos de los deportistas de alto nivel que han confesado que utilizaron substancias prohibidas.

Tanto el deporte de recreación, amateur, como el competitivo, ocupan un lugar destacado en las sociedades modernas. El profesionalismo impulsado por las empresas y la televisión llevan a los deportistas a realizar esfuerzos tremendos y a una superación constante. También el atleta ante una expectativa de mayores beneficios se sube a esa carrera desenfrenada y como le resulta difícil mantener ese ritmo con medios naturales recurre a los artificiales.

También hay casos de deportistas que recién empiezan y son seducidos con promesas de cientos de productos que “lo harían mejor”, pero eso es solo explotación de deportista amateurs sin experiencia.

Desafortunadamente la sociedad ultra competitiva donde vivimos aboca a muchos atletas amateurs a “forzar la máquina” de tal manera que su afán por superar las marcas los aboca a consumir substancias prohibidas y peligrosas. Si el doping a nivel profesional es extremadamente peligroso a nivel amateur sin más control que el “colega del gym” se vuelve un arma de difícil control. Como siempre desde sport2live abogamos por una práctica deportiva saludable, centrada en disfrutar de cada sesión de entrenamiento y de la competición de forma saludable y mantenemos nuestra filosofía de no tener como objetivo crear campeones sino que nuestros usuarios integren el deporte en su rutina diaria, lo valoren como una alternativa de ocio saludable y como un generador de una nueva y sana red de amistades.

Sport2live

The following two tabs change content below.
Independientes
Revista especializada en adicciones