• Home »
  • Actualidad »
  • El consumo de cannabis se convierte en un ritual de iniciación de la adolescencia

El consumo de cannabis se convierte en un ritual de iniciación de la adolescencia

cartelCannabisEl uso del cannabis ha evolucionado en los últimos años, pasando de no resultar apenas objeto de atención clínica, a ser uno de los mayores desafíos de la intervención en adicciones, principalmente entre los jóvenes. El cannabis se ha convertido en la primera sustancia de referencia de la mayoría de casos de jóvenes que buscan ayuda en los dispositivos de Proyecto Hombre. “El consumo de cannabis se está convirtiendo en un ritual de iniciación propio de la adolescencia. El problema es que, con la normalización de esta conducta, están bajando las edades de inicio de consumo”, explica Elena Presencio, directora general de la Asociación Proyecto Hombre. En 2013 la edad de inicio estaba en torno a los 14 años, pero según datos de las personas en tratamiento Proyecto Hombre, han aumentado los casos en los que el proceso de iniciación se da a los 12 o 13 años.

El consumo de abuso y crónico de cannabis tiene riesgo porque puede derivar en efectos que ejercen sobre el sistema nervioso central a largo plazo. Estos efectos afectan especialmente sobre los momentos más críticos del desarrollo cerebral, es decir, en la adolescencia.

Efectos:

  • El síndrome amotivacional, problemas en las actividades y relaciones interpersonales, déficit en cuanto a la gestión y organización del tiempo, apatía, llegando en ocasiones la incapacidad para experimentar placer, la pérdida de interés o satisfacción en casi todas las actividades.
  • También se dan síntomas de hiperactividad, impulsividad y trastorno límite de personalidad. El 25% de las personas entrevistadas para un estudio de Perfil socio demográfico realizado por Proyecto Joven de Proyecto Hombre Baleares tienen diagnosticado un Trastorno de Hiperactividad con déficit de atención (THDA). Este dato supone una prevalencia superior a la que se registra para población infantil en esta comunidad (4’6%).
  • Del 80% de los usuarios que reconocen consumos habituales y problemáticos (de 4 días o más por semana) del “Programa de Apoyo para la transición de la adolescencia de Proyecto Hombre – PREVIA“ realizado en Granada, se da una prevalencia del 10% de brotes psicóticos relacionados con el consumo de cannabis.

Todos estos efectos acarrean consecuencias como problemas familiares, de conducta y un bajo rendimiento académico o laboral.

Detección:

1. Fisiológicos: ojos brillantes y/o enrojecidos, somnolencia, descoordinación de movimientos, dificultad en el ejercicio de funcionales complejas, como expresarse con claridad.

2. Comportamentales: alteración del sueño, hábitos de alimentación, desorden de horarios, no hacer tareas de casa o del colegio.

3. Emocionales: irritabilidad, aplanamiento emocional, agresividad o aislamiento, falta de motivación