El atracón de alcohol produce consecuencias negativas inmediatas

Josep_Guardia_caarfe_convencion

Josep Guardia durante la Convención de CAARFE / InD

La sociedad científica SOCIDROGALCOHOL ha dado su total apoyo a la I Convención de la Confederación Nacional de Alcohólicos, Adictos y Familiares de España. Josep Guardia, miembro de la Junta de SOCIDROGALCOHOL indicó hoy, en su conferencia sobre La Rehabilitación en los Trastornos por Dependencia, que “tomar más de cuatro consumiciones en pocas horas (más de 3 si es una mujer y más de 2 o 3 si es un adolescente) es un patrón de consumo perjudicial de alcohol, que puede producir consecuencias negativas inmediatas, tanto para la persona que ha bebido (alcohol), como para las personas de su entorno”.

Por otra parte, señalo que “cualquier persona, de cualquier edad, puede hacer “atracones” de bebida, aunque suele producirse con mayor frecuencia entre los hombres de 15 a 35 años de edad. Los “Atracones” de Bebida producen Consecuencias Negativas Inmediatas, tanto en las personas que sufren una adicción al alcohol, como en las que no han desarrollado adicción.

La mayor parte de las personas que hacen Atracones de Bebida, NO sufren una adicción al alcohol, pero también pueden sufrir las consecuencias negativas inmediatas, después de un atracón de bebida. Si una persona ha desarrollado además una Adicción al Alcohol (o ALCOHOLISMO), es probable que sus atracones de bebida sean más frecuentes y de mayor gravedad y que sus consecuencias sean todavía más perjudiciales. La persona que ha desarrollado una adicción al alcohol (o Alcoholismo) no puede controlar su consumo de alcohol. Está abocada, por tanto, a beber en exceso (en repetidas ocasiones), a pesar de que la bebida ya le haya producido consecuencias negativas y a pesar de que se haya propuesto seriamente beber menos. El consumo excesivo y continuado de alcohol produce cambios en el funcionamiento del cerebro, que pueden contribuir al desarrollo de una Enfermedad Adictiva del Alcohol o Alcoholismo”.

Adicción

Por otra parte, Guardia señaló que “las personas que han desarrollado una adicción al alcohol suelen hacer atracones de bebida porque NO pueden evitarlo. Pueden empezar tomando una copa, con la intención de tomar una pequeña cantidad de alcohol, sentir después la imperiosa necesidad de seguir bebiendo y no poder detener su consumo de alcohol, hasta haber ingerido una importante cantidad (de alcohol) que impacta sobre el normal funcionamiento de su cerebro, produciendo una grave alteración de su comportamiento, de manera que pueden llegar a causar graves accidentes o incidentes lamentables”.

Finalmente, concluyó que “determinados tratamientos especializados, (con medicamentos y una intervención psico-social), ayudan decisivamente a las personas que han desarrollado una adicción al alcohol y que desean recuperarse de esta enfermedad. Además, la rehabilitación y la prevención de recaídas, resultan decisivas para que la persona recuperada pueda mantenerse en remisión estable, a largo plazo”.

The following two tabs change content below.
Independientes
Revista especializada en adicciones