Reportajes

Distintos tratamientos para el abordaje de las adicciones. Parte II

El psicoanálisis y las adicciones

A la hora de hablar del psicoanálisis, es necesario precisar que no se trata de

El psicoanálisis tiene varias corrientes desde las que se aborda la adicción a las drogas/http://quito.olx.com.ec/centro-de-tratamiento-para-adicciones-iid-188521721#

El psicoanálisis tiene varias corrientes y subcorrientes desde las que se aborda la adicción a las drogas/http://quito.olx.com.ec/centro-de-tratamiento-para-adicciones-iid-188521721#

una única corriente, sino que existen diversas corrientes y subcorrientes dentro de éste con sus propias prácticas y concepciones. No obstante, en los siglos XIX y XX, la tendencia del psicoanálisis es a considerar la droga como la manifestación de un “síntoma” que refleja una estructura o un conflicto subyacente, inconsciente. Por tanto, el psicoanálisis “se ha acercado a las adicciones como a cualquier otra ‘formación de lo inconsciente’ que tendría un significado y un placer ocultos a ser descifrados. Sólo desde la corriente lacaniana algunos autores han puesto en duda esta idea, proponiendo a la conducta adictiva como una ‘formación de ruptura’ con lo inconsciente en lugar  de la clásica idea de ‘formación de compromiso’. Sin embargo, a pesar de esta distinta concepción teórica, a nivel práctico no tienen una propuesta diferente realmente para intervenir en estos casos”, señala Cristián López Acosta, psicólogo y profesor de la Pontificia Universidad Católica de Chile. En este sentido, el psicoanálisis equipara la adicción a sustancias con los comportamientos compulsivos donde se ubicaría, por ejemplo, la ludopatía. En opinión de López Acosta, es necesario distinguir las compulsiones de las adicciones a sustancias químicas, puesto que éstas, al introducirse en el cuerpo, producen cambios objetivos en el sistema nervioso. Por tanto, para López Acosta, “la visión del síntoma para toda manifestación psicopatológica lleva al psicoanálisis a un error, perdiendo fineza en la distinción de las formas patológicas”.

A pesar de esto, como indica López Acosta, existen divergencias entre las propuestas dependiendo de cada autor. En este sentido, López Acosta afirma: “Personalmente, y a pesar de situarme en una perspectiva psicoanalítica, pienso que la idea de la adicción como síntoma ha sido, y sigue siendo,  el gran error que ha cometido el psicoanálisis en este ámbito de la psicopatología. Pienso que la adicción, una vez instalada, no tiene un significado asociado que la explicaría”.

El psicoanálisis suele ver la adicción como un síntoma de un conflicto subyacente

Por su parte, Carlos Rubilar, psicólogo clínico de la Universidad de Concepción, con un magíster en psicoterapias dinámicas, también destaca las diferentes perspectivas desde las que se ha visto el consumo de drogas desde el psicoanálisis. “En general, para los teóricos psicoanalíticos, los trastornos relacionados con sustancias son una categoría diagnóstica que incluye centralmente síntomas autodestructivos. Inicialmente, el consumo e intoxicación fue entendido como una forma de descarga, poniendo económicamente el valor en el placer experimentado por la persona al gratificar el impulso a través de la droga. En términos coloquiales, se refiere a que el consumo produce primeramente cierto placer producto de la descarga de tensión acumulada en el aparato mental. Luego, el sentido dado al consumo y abuso se fue configurando en torno a entender la droga como una operación defensiva química”. De este modo, el sujeto se mostraría incapaz de afrontar afectos negativos como, por ejemplo, la depresión, las angustias persecutorias y las angustias de desintegración psicótica, de modo que recurriría a la droga como un medio para contrarrestarlos al no contar con un mecanismo defensivo a nivel psicológico capaz de manejarlos. “Otra perspectiva es pensar la droga como un objeto deseado, temido, idealizado y persecutorio, que aunque tiene efectos perjudiciales, producto de fallas en la capacidad de autocuidado de la persona, mantiene en el sujeto  un precario sentimiento de independencia de las relaciones humanas, aumentando sus mecanismos de omnipotencia (fantaseando que no necesita de las otras personas). Autores más actuales han puesto el acento en la comprensión de la droga como sustituto del objeto-humano que provoca placer, subrayando su valor en la disminución del displacer. Así, la droga tomaría el rol de apuntalador artificial del yo (como una muleta, objeto antipánico-contrafóbico, madre sintética y/o sostén químico. Se subraya nuevamente aquí el valor de un objeto químico que pudiese relajar, calmar, ayudar a desconectarse de la realidad adversa, etc. debido a la insuficiencia de los mecanismos psíquicos personales para aceptar la realidad”, explica Rubilar. Estas perspectivas nos son excluyentes y permiten alcanzar una mayor comprensión del paciente. Éste, además, está influido por otras variables como, por ejemplo, el tipo de sustancia que consume, si presenta comorbilidad y el significa do que él mismo le otorga a la droga.

Para José González Guerras, director del centro psicológico Self, el consumo

El psicoanálisis busca que la persona sea capaz de afrontar sus emociones y sentimientos negativos sin consumo de drogas/http://quito.olx.com.ec/centro-de-tratamiento-para-adicciones-iid-188521721#

El psicoanálisis también considera que se consume droga para conseguir placer o paliar el displacer/http://quito.olx.com.ec/centro-de-tratamiento-para-adicciones-iid-188521721#

de drogas se realiza con dos objetivos: “Cuando se usa una droga se está utilizando como búsqueda de placer pero también como huida de displacer”. De este modo, se puede emplear una sustancia para experimentar más placer como, por ejemplo, ocurre en la celebración de alguna fiesta, pero, sobre todo, cuando se convierte en una adicción, el sujeto busca constantemente amortiguar el displacer. Sin embargo, González Guerras también señala que existen personalidades con una mayor predisposición a padecer una adicción. Se trata de “aquellas personalidades que no toleran la frustración, que, de alguna forma, quieren tener las cosas ya, en el instante, en el momento. Hoy día vivimos en una sociedad, una cultura y, por tanto, en familias que no toleran el no conseguir las cosas. Hay una dificultad en aceptar la realidad. El consumo de drogas también es una forma de evadir una realidad dolorosa en el sentido en que no consigues a veces lo que quieres, por lo tanto te frustras, por lo tanto, todo ese displacer lo mitigas con el consumo de sustancias”, afirma. Por tanto, en opinión de González Guerras, la sociedad occidental fomenta la obtención del placer inmediato, hecho que también puede propiciar la aparición de trastornos adictivos.

La droga es un sustituto de la primera situación de placer en el ser humano

Por su parte, Carlos Fernández, psicoanalista del Grupo Cero, considera: “Todos los seres humanos somos adictos a algo o bien de un programa de televisión o bien de café o bien de tabaco o bien de heroína o bien de un amor que, aunque nos maltrate, necesitamos seguir viéndolo. Y ¿por qué somos todos adictos a algo? Porque la droga es un sustituto de la primera situación de placer en el ser humano. El recién nacido conoce por primera vez una situación de placer ante la demanda de hambre que hace el niño. No sabe que siente hambre pero aparece el biberón o aparece la teta de  la madre y calma esa hambre. El ser humano no olvida esa situación placentera y siempre va a intentar volver a encontrarse con esa primera situación de placer que fue la satisfacción de una necesidad. Esa primera satisfacción que se produce en el ser humano no se vuelve a repetir jamás. El ser humano siempre intenta volver a tener las situaciones de placer que obtuvo en el pasado que no las va a conseguir nunca. La droga viene a ser un sustituto de esa situación de placer”.

Para leer la primera parte de este reportaje pinche aquí

Para leer la tercera parte de este reportaje pinche aquí

Para leer la cuarta parte de este reportaje pinche aquí

The following two tabs change content below.
Revista especializada en adicciones

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Independientes
Revista especializada en adicciones
    Next Article:

    0 %

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies