Distintas posturas con respecto a la estrategia del alcohol en la UE

estrategia_alcohol_europa

Alberto Cirio, representante italiano del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos), escribía un artículo de opinión el pasado mes de septiembre en la página web del Parlamento Europeo. Bajo el título ‘EU alcohol strategy: No one size fits all approach’ (Estrategia sobre el alcohol en la UE: no hay un único enfoque), aseguraba que “el enfoque de Europa con respecto al alcohol, tanto en la UE como en los Estados miembros, es incoherente e ilógico”.

Asegura que los datos se malinterpretan y se adaptan a las perspectivas de cada ideología lo que lleva, según su propia opinión, a propuestas sesgadas: El primer problema se produce cuando tratamos de incluir todos los productos alcohólicos dentro de una única definición. Las experiencias de consumo tienen características completamente diferentes: el consumo de vino, por ejemplo, se asocia generalmente con las comidas mientras que el whisky se bebe después de la cena y la ginebra se utiliza sobre todo para los cócteles. Estos tres contextos generan diferentes patrones de absorción y, en consecuencia diferentes efectos en la salud. El intento de proporcionar un enfoque de política individual es, en el mejor de los casos, ingenuo”.

Desde su perspectiva no tiene sentido proponer una estrategia común para todos los países europeos porque cada uno de ellos tiene sus propias características y patrones de consumo: “Si bien en busca de tendencias comunes, Europa emerge con tres rasgos principales: en los países mediterráneos sobre todo el vino se consume, pero rara vez en exceso, los países de Europa central son más cerveza-inclinado, mientras que los estados del norte, donde a pesar de los altos gravámenes, se observa con frecuencia botellón y de hecho en aumento”.

Mariann Skar, Secretaria General de Eurocare, explica que la estrategia sobre el alcohol se hizo para apoyar a los Estados Miembros en su labor en curso para reducir los daños relacionados con el alcohol: “Se necesita una estrategia integral y diferentes países, regiones y comunidades necesitarán diferentes soluciones – como señala el Sr. Cirio – dependiendo de los problemas”.

Skar argumenta que hay ciertos temas que son difíciles, sino imposible de abordar a nivel local:El marketing del alcohol (incluido el patrocinio y la colocación de productos) dirigido a los jóvenes  porque la publicidad cruza las fronteras a través de la televisión, el cine, almacenes, etc. El etiquetado de las bebidas alcohólicas, porque el consumidor tiene derecho a conocer el contenido y las calorías en el producto (como en todos los otros productos). La información de salud como el riesgo de usar el producto durante la conducción, en menores de edad y durante el embarazo, es también un derecho de los consumidores que se da en la mayoría de los productos que pueden ser peligrosos para la salud. Además del precio y los impuestos, que deben ser acordados, con el fin de evitar el comercio transfronterizo”. Y añadía que los Estados miembros de la UE han pedido la intervención de la UE en estos temas en las conclusiones del Consejo (la última vez bajo la Presidencia de Luxemburgo), ya que también necesitan el apoyo y la posibilidad de intercambiar prácticas y conocimientos.

The following two tabs change content below.
Mireia Pascual Mollá
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Coordinadora de la campaña #RompeElEstigma. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy, El Gratis y Hoja del Lunes. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Vocal de la Junta de la Asociación de la Prensa de Alicante y miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.