AlcoholInformación sobre adicciones

Dinamarca baja el precio de la cerveza un 15%

El gobierno danés  ha bajado  el impuesto sobre la cerveza en un 15%. Desde el 1 de julio el alcohol se hace más accesible, no sólo para su propia población, sino también para los países vecinos como Suecia y Noruega (que tiene los impuestos más altos).

En 2004 Finlandia redujo el impuesto en un 33% y el consumo aumentó un 10%. Esto llevó al aumento en los daños relacionados con el alcohol, no sólo para los bebedores, sino también en la población general, pues según un estudio publicado por LANCED, el alcohol es la droga que más daño social causa (en el entorno del bebedor). Se informó que las muertes relacionadas con el alcohol aumentaron en un 23%, lo que trasladado a cifras, son 207 muertes.

 

IMG_2667Según el Gobierno danés está abandonando un impuesto sobre las bebidas que supuestamente le cuesta al país millones de euros, ya que los consumidores cruzan la frontera para hacer compras en Alemania. El Ministro de Finanzas, Bjarne Corydon espera un «poderoso brote de crecimiento» para la economía danesa. Sin embargo, no se ha hablado ni  evaluado el impacto sobre el sector de salud y social (urgencias, alcohol al volante, fracaso escolar, problemas de adicción etc).

Es curioso que mientras los daneses bajan el impuesto, en España se suben. De este modo por las mismas fechas que el vecino europeo, se han incrementado en un 10% los impuestos que grava las bebidas espirituosas, lo que supone unos 83 céntimos más por litro de alcohol puro. El objetivo de esto es recaudar unos 700 millones de euros anuales. Mismo objetivo: combatir la crisis, pero con métodos opuestos, unos suben los impuestos y otros los bajan.

En palabras de José Oñorbe, subdirector de la delegación del gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, PNSD, es bueno subir los impuestos: “Se ha demostrado que la imposición reduce el consumo”, dijo en un acto el viernes pasado.

Según una encuesta realizada por la Organización Mundial del Comercio de Dinamarca (DSK), el 60% de los hogares daneses ha comprado cerveza o refrescos en Alemania durante el año pasado. Sin embargo, es sorprendente que hace sólo cuatro años, el 60% de los hogares, dijo en la misma encuesta que «nunca» se acercaban a la frontera alemana para recoger suministros de ningún tipo.

El peligro potencial es que podríamos estar presenciando una carrera de fondo de descensos de los impuestos. Ya que la bajada de impuesto en el país danés podría contribuir a la  disminución de los mismos en los países vecinos – todos para el beneficio del crecimiento económico repentino.

La European Alcohol Policy Alliance, Eurocare, piensa que en cuestión de los impuestos especiales debería haber una respuesta por parte de la Unión Europea, ya que este tipo de medidas, en muchas ocasiones afecta a los intereses de los poderes y a otros países.

Los impuestos especiales mínimos actuales de la UE no han cambiado desde 1992, lo que significa que su valor real se ha reducido aproximadamente un tercio debido a la inflación. Ya en 2006 la Comisión Europea presentó una propuesta para ajustar los niveles mínimos para la inflación. En ese momento la unanimidad no fue obtenida y la propuesta sigue estando sobre la mesa del Consejo.

Mariann Skar, Secretario General de Política de Alcohol Alianza Europea (Eurocare), ha comentado que «el aumento de los impuestos especiales el alcohol conducirá en la mayoría de los países a un aumento de los ingresos fiscales de alcohol para los presupuestos públicos. Dada la crisis económica actual y la búsqueda de más dinero tiene mucho sentido aumentar los impuestos al alcohol y estamos pidiendo a la Comisión Europea revisar las directivas europeas sobre estos impuestos especiales.”

El gobierno danés  ha bajado  el impuesto sobre la cerveza en un 15%. Desde el 1 de julio el alcohol se hace más accesible, no sólo para su propia población, sino también para los países vecinos como Suecia y Noruega (que tiene los impuestos más altos).

En 2004 Finlandia redujo el impuesto en un 33% y el consumo aumentó un 10%. Esto llevó al aumento en los daños relacionados con el alcohol, no sólo para los bebedores, sino también en la población general, pues según un estudio publicado por LANCED, el alcohol es la droga que más daño social causa (en el entorno del bebedor). Se informó que las muertes relacionadas con el alcohol aumentaron en un 23%, lo que trasladado a cifras, son 207 muertes.

Latas de cerveza

Latas de cerveza / InD.

Según el Gobierno danés está abandonando un impuesto sobre las bebidas que supuestamente le cuesta al país millones de euros, ya que los consumidores cruzan la frontera para hacer compras en Alemania. El Ministro de Finanzas, Bjarne Corydon espera un «poderoso brote de crecimiento» para la economía danesa. Sin embargo, no se ha hablado ni  evaluado el impacto sobre el sector de salud y social (urgencias, alcohol al volante, fracaso escolar, problemas de adicción etc).

Es curioso que mientras los daneses bajan el impuesto, en España se suben. De este modo por las mismas fechas que el vecino europeo, se han incrementado en un 10% los impuestos que grava las bebidas espirituosas, lo que supone unos 83 céntimos más por litro de alcohol puro. El objetivo de esto es recaudar unos 700 millones de euros anuales. Mismo objetivo: combatir la crisis, pero con métodos opuestos, unos suben los impuestos y otros los bajan.

En palabras de José Oñorbe, subdirector de la delegación del gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, PNSD, es bueno subir los impuestos: “Se ha demostrado que la imposición reduce el consumo”, dijo en un acto el viernes pasado.

Según una encuesta realizada por la Organización Mundial del Comercio de Dinamarca (DSK), el 60% de los hogares daneses ha comprado cerveza o refrescos en Alemania durante el año pasado. Sin embargo, es sorprendente que hace sólo cuatro años, el 60% de los hogares, dijo en la misma encuesta que «nunca» se acercaban a la frontera alemana para recoger suministros de ningún tipo.

El peligro potencial es que podríamos estar presenciando una carrera de fondo de descensos de los impuestos. Ya que la bajada de impuesto en el país danés podría contribuir a la  disminución de los mismos en los países vecinos – todos para el beneficio del crecimiento económico repentino.

La European Alcohol Policy Alliance, Eurocare, piensa que en cuestión de los impuestos especiales debería haber una respuesta por parte de la Unión Europea, ya que este tipo de medidas, en muchas ocasiones afecta a los intereses de los poderes y a otros países.

Los impuestos especiales mínimos actuales de la UE no han cambiado desde 1992, lo que significa que su valor real se ha reducido aproximadamente un tercio debido a la inflación. Ya en 2006 la Comisión Europea presentó una propuesta para ajustar los niveles mínimos para la inflación. En ese momento la unanimidad no fue obtenida y la propuesta sigue estando sobre la mesa del Consejo.

Mariann Skar, Secretario General de Política de Alcohol Alianza Europea (Eurocare), ha comentado que «el aumento de los impuestos especiales el alcohol conducirá en la mayoría de los países a un aumento de los ingresos fiscales de alcohol para los presupuestos públicos. Dada la crisis económica actual y la búsqueda de más dinero tiene mucho sentido aumentar los impuestos al alcohol y estamos pidiendo a la Comisión Europea revisar las directivas europeas sobre estos impuestos especiales.”

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Independientes
Revista especializada en adicciones
    Next Article:

    0 %

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies