Día de la Mujer ¡Por vosotras!

opinion ind

Hoy es el Día de la Mujer, las calles se tiñen de violeta fuerte y vientos de lucha por mejorar nuestras condiciones laborales, sociales y de igualdad. El feminismo hace que hoy nuestras miradas sean violetas y nos recuerde que deben serlo también el resto del año. Desde InDependientes quiero provocar una gran ola de aplausos para las mujeres que son totalmente invisibles, de las que nadie o casi nadie se acuerda en un día como hoy, ni mucho menos el resto de días del calendario. Quiero aplaudir a estas mujeres que han sido tan sumamente valientes que han luchado contra sí mismas en los momentos más duros de sus vidas. Esas mujeres que con problemas de adicción han sido tachadas de ser unas ‘borrachas’, ‘unas putas’, ‘unas frescas’, ‘unas malas madres’, ‘malas esposas, ‘malas hijas’, ‘unas yonkies’. Quiero aplaudir por ellas porque si ya de por sí es difícil hacer frente a una adicción, el doble estigma que recae sobre ellas, hace que aún lo sea más complicado en su caso.

Una mujer debe cumplir con una serie de roles de género imperantes en la sociedad, se espera de ella que sea cuidadora, que esté pendiente de sus hijas e hijos, de sus parejas y de sus madres y padres, que sea capaz de trabajar y llevar una casa, que sea una auténtica super heroína. Cuando una mujer presenta una adicción, como ocurre en cualquier circunstancia de este tipo, toda la atención vital se redirige para prestar atención al consumo o la conducta sin sustancia que padezca. Deja así de lado otros quehaceres que por marcado imperativo social le corresponde, trasgrede esos roles, los rompe y con ello todo el entorno y la sociedad les señala como ‘lo peor’. Sufren el estigma por ser adictas y también por ser mujer que no cumple con sus tareas o roles establecidos.

Fuente: Fotografía cedida por elCugatenc

Fuente: Fotografía cedida por elCugatenc

Ellas son las grandes olvidadas y todo lo dicho con anterioridad dificulta muchísimo que la mujer acceda al tratamiento. ¿Por qué? Por el miedo al que dirán, a como las marcarán, a cómo las acusarán. Muchas seguirán consumiendo a escondidas, como lo hacen muchas de ellas, relegadas en casa. Otras, tal vez más jóvenes, harán un abuso más social. Pero sea como sea, se les culpabilizará por haber trascendido la barrera del uso y haber llegado de forma irremediable, como si algo así se pudiera controlar, a la adicción.

Y aún así muchas han conseguido ponerse en tratamiento y estar en proceso de rehabilitación, algo que durará toda la vida. Ellas están silenciadas e invisibilizadas. Nadie focaliza en su gran hazaña, en cómo volvieron a coger las riendas sus vidas y reorganizaron todo su caos vital para hacer frente a una enfermedad que sufren miles de personas y mujeres en España y en el mundo. Nadie reconoce que hacer frente a sus propios demonios es de una valía personal como un tsunami que arrasa la costa y se lo lleva todo. Y que luego hay que reconstruir, desde la coherencia, la razón y el amor todo lo que un día perdieron.

Así que hoy desde InDependientes, va por todas vosotras.

OS DEBO Y OS DEBEMOS UN APLAUSO GIGANTESCO. Tenemos mucho que aprender de vosotras. ¡Gracias!

The following two tabs change content below.
Mireia Pascual Mollá
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Coordinadora de la campaña #RompeElEstigma. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy, El Gratis y Hoja del Lunes. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Miembro de la Asociación de la Prensa de Alicante y la Asociación Nacional de Informadores de Salud.