Consejos para celebrar unas Navidades con control

Controla Club nos enseña a celebrar las Navidades con control/InD

Controla Club nos enseña a celebrar las Navidades con control/InD

Cenas de empresa, comidas familiares, fiestas con los amigos… cuando viene la Navidad las celebraciones se suceden una tras otra casi sin descanso. Y la mayoría de esas celebraciones suelen estar regadas con alcohol. De esta manera, desde la asociación Controla Club, se ha puesto en marcha por decimocuarto año consecutivo la campaña “Celebra aquí tus Navidades con control”, perteneciente al programa “Si te pasas te lo pierdes”, que pretende instar a la ciudadanía a celebrar estas fiestas en los establecimientos hosteleros. “Entendemos que el consumo de alcohol es una actividad de riesgo y como actividad de riesgo se tiene que desarrollar en aquellos entornos que reúnan las condiciones donde esta actividad de riesgo pueda causar menos problemas. Creemos que los establecimientos hosteleros son los que reúnen estas condiciones”, explica Hugo Lacasa, coordinador de proyectos y programas de Controla Club. Entre dichas condiciones se hallan el hecho de no dispensar alcohol a menores de edad, la limitación del acceso al alcohol por parte del público (el alcohol está dosificado en copas y, por tanto, al estar más controlado, es más difícil que la persona llegue a un estado de embriaguez) o la reducción del ruido y las molestias vecinales cuando la fiesta se produce en un establecimiento hostelero.

La manera de celebrar las Navidades es muy específica en la medida en que los consumos de alcohol se producen de manera muy concentrada. Las personas, además, quieren aprovechar al máximo las festividades. Por eso, desde Controla Club también se ha editado La guía de consejos para disfrutar con control de las fiestas navideñas. Ésta recoge “una serie de consejos que van desde el consumo responsable, la no utilización de los vehículos si se va a consumir alcohol, que se haga después de haber cenado bien, de manera espaciada y que se procure consumir comida sólida para ralentizar la absorción del alcohol”, señala Lacasa.

En el caso de celebrar una cena de empresa  también es necesario tener en cuenta una serie de recomendaciones. “Lo que sugerimos es que antes de salir esa noche sepas dónde vas a ir. Si tienes que elegir establecimientos porque quieres ir a cenar a un sitio y luego a tomar copas a otro que intentes elegir una zona donde vayas a ir para que no tengas que conducir. En la cena, procura cenar bien porque parece que cuando sales esa noche la cena es lo último. También es importante que dures toda la noche y que toda la noche tengas el puntito, que no se te ocurra después de cenar ponerte a mezclar bebidas con el tema del chupito y ese tipo de cosas. Es decir, es recomendable que espacies los consumos y que intentes ingerir también bebidas sin alcohol para no deshidratarte”, señala Lacasa. Además, es necesario tener cuidado con la mezcla del alcohol y otras drogas, especialmente si se están ingiriendo medicamentos o si se trata de bebidas alcohólicas o drogas cuyos efectos en nuestro organismo desconocemos. Estas recomendaciones también son válidas para la cena de Nochevieja, ya que, en esta noche, la celebración llega a su apogeo y, en un intento por querer pasar un momento mágico, podemos olvidarnos de las precauciones que tomaríamos cualquier otra noche del año.

Prevención y cambios

No obstante, los datos en cuanto a  emergencias sanitarias en Nochevieja han mejorado: en 2010 se atendieron 383 emergencias, en 2011, 261 y en 2012, 199. Así, las campañas de prevención parecen estar funcionando. En palabras de Lacasa: “Si analizamos todos los indicadores que año tras año siguen existiendo nos damos cuenta de que realmente la gente joven está tomando estas campañas de prevención, que las está asumiendo y están teniendo resultado. Como indicadores se puede tener todo lo relacionado con accidentes de tráfico,  gente joven, fin de semana y alcohol: todos estos indicadores están bajando. A nivel de hospitales, asistencia de este tipo de cosas también todos los indicadores están bajando. Hace diez años parecía que coger el coche y beber iba unido. Ahora mismo a una persona de 18 años le dices si va a conducir si ha tomado alcohol y  ahora le parece inconcebible. Ahora mismo el binomio de alcohol y conducción no existe”.

Por otro lado, desde que comenzó la campaña navideña de Controla Club en 2000 también se han producido transformaciones en los hábitos de consumo de sustancias en los jóvenes. “Desde el año 2000 hasta ahora progresivamente los hábitos de la gente joven están cambiando  tanto en tipología de consumo como en qué drogas se consumen. Aunque es menos gente la que consume, cada vez más los consumos son más radicales. En esto también intervienen temas como la crisis y este tipo de cosas que hace que la gente pase del consumo de hace cinco años, que era un consumo para salir y para divertirse y tenía que ver más con el ocio, a ahora que también tiene que ver con la evasión, con olvidar los problemas”, indica Lacasa. Este hecho es especialmente delicado en Navidades, ya que estas fiestas provocan tristeza y melancolía a algunas personas. Por tanto, es recomendable una buena gestión de las emociones y no usar el alcohol o cualquier otra droga para olvidar los problemas.

Guía completa de Controla Club para disfrutar de unas fiestas navideñas con control/www.controlaclub.org

Guía completa de Controla Club para disfrutar de unas fiestas navideñas con control/www.controlaclub.org