Conociendo más sobre la gastritis erosiva

gastritits_erosiva

Ya hemos estado hablando en esta sección de Bienestar de hábitos saludables que hay que recuperar tras la rehabilitación. Hoy os traemos un post sobre un problema digestivo, la gastritis erosiva.

Son muchas las personas que sufren con frecuencia problemas de digestión caracterizados por gases, acidez o reflujo. Sin embargo, mucho no prestan la atención que merecen. Si este tipo de problemas se sufren con cierta continuidad es recomendable acudir al médico para descartar enfermedades. Es probable que como consumidores, sobre todo las personas adictas al alcohol, puedan haber visto alterados algunos órganos. El alcohol, por ejemplo, deteriora el estómago y otros órganos necesario en el proceso de digestión.

Hoy vamos a hablar de la gastritis erosiva. Esta es un trastorno digestivo que se produce al estar afectado el revestimiento interno del estómago, el cuál está inflamado y sobre el que se puede producir erosión y desgaste si no se pone remedio. El jugo gástrico que hay en el interior del estómago y que es el encargado de digerir los alimentos, tiene una alta acidez. Si el revestimiento del estómago está afectado, el ácido del jugo gástrico puede empezar a dañar las paredes internas del estómago.

Pero, ¿Cómo saber si se padece gastritis erosiva? Hay algunos síntomas que son habituales en las personas que la sufren. Por ejemplo, suelen presentar distensión abdominal, muchos eructos y flatulencias y experimentan una gran acidez. Además también verse cambios en las heces, pérdida de peso y apetito y episodios de indigestión, al no ser capaces de digerir la comida con normalidad. Algunas personas, aunque de forma menos frecuente pueden incluso llegar a sufrir dolores al comer y beber e incluso sangrado en el estómago a través de vómitos o en las heces.

En función de la gravedad del trastorno, se determinará el tratamiento.  El caso más extremo puede necesitar cirugía, pero antes de llegar a esa opción hay diversos tratamientos previos. En primer lugar, están los medicamentos antiácidos o los inhibidores de bombas de protones, que son fármacos que ayudan a reducir los ácidos gástricos. En segundo lugar, tendríamos los bloqueadores de ácidos, que son más fuertes que los dos mencionados con anterioridad.

La alimentación también debe de cuidarse de forma especial para reducir este problema de salud. Habrá que comer varias veces al día pero pocas cantidades, además es probable que el médico recomiende una dieta blanda, para la fácil digestión de los alimentos. Habrá que evitar alimentos con muchas especias y aquellas sustancias estimulantes como el café y por supuesto en el caso de las personas en rehabilitación pero también en las que no sufren adicción, evitar el alcohol y el tabaco.

Las causas de la gastritis erosiva pueden ser: el estrés, la ansiedad, el alcoholismo, consumo de esteroides, enfermedades autoinmunes, cólicos frecuentes que no se traten, entre otros muchos.

La recomendación siempre es acudir al profesional sanitario que pueda desarrollar el diagnóstico y recomendar un tratamiento adecuado a la gravedad.

 post patrocinado ind

The following two tabs change content below.
Independientes
Revista especializada en adicciones