Cómo debe ser el tratamiento especializado en alcoholismo

tratamiento_alcoholismoEl alcohol sigue siendo un importante problema de salud pública, es la primera droga que prueban los jóvenes, y en muchas ocasiones la puerta de entrada al consumo de otras sustancias. La edad media de inicio se sitúa en los 13 años de media, lo que significa que hay muchos que a los 11 años ya están realizando consumos. Además la manera de consumir ha evolucionado al largo del tiempo, siendo ahora lo más habitual los atracones de bebida, sobre todo en los más jóvenes, consumo de grandes cantidades de alcohol en un espacio de tiempo reducido y  que realizan generalmente en fin de semana. Si hace años los consumos eran únicamente de alcohol, ahora en la mayoría de las ocasiones hay un policonsumo. Aunque no todos ellos van a desarrollar una adicción, algunos van a cronificar su consumo e incluso a extenderlo a un abuso diario.

El alcoholismo es un problema de adicción que implica distintas consecuencias, biológicas, por la afectación sobre el organismo y las múltiples enfermedades asociadas al mismo. Pero también la dimensión psicológica y la dimensión social. De poco o nada nos va a servir un tratamiento únicamente farmacológico si al mismo tiempo no se trabajan las otras dimensiones que tanto tienen que ver en el desarrollo y con la continuación del mal hábito adictivo.

El tratamiento del alcoholismo tiene que incluir esas tres perspectivas para que pueda ser eficaz. En concreto el tratamiento con psicólogos especializados en alcoholismo va a permitir no solo trabajar la gestión emocional, generalmente nula durante los años en activo de la persona con trastorno adictivo, sino que también va ayudar a prevenir recaídas. El tratamiento psicológico puede ser individual pero también grupal, con el trabajo de la ayuda mutua, grupos de personas que ya han sufrido una adicción y se han rehabilitado guiados por un profesional de la psicología. En ambos casos se va a trabajar la dimensión emocional, el control de los impulsos, se va a dotar de herramientas que ayuden a mantener una vida más plena y sana, también el control de la ansiedad y mucho más.

Mejorando la parte psicológica, la social se beneficia también, al saber gestionar mejor las emociones y controlar mejor determinadas situaciones, las relaciones empiezan a ser más saludables y empiezan a mejorar. También esta dimensión social se puede trabajar con el tratamiento psicológico, por ejemplo, con el trabajo con la familia, parte importantíssima en el proceso de rehabilitación.

Es necesario por lo tanto, un abordaje bio-conductual, retomar hábitos saludables perdidos, y trabajar y hacer desaparecer aquellos que no aportan nada positivo a la persona. Aunque cada persona va a necesitar de un tratamiento especializado adaptado a sus necesidades, está claro que la base de todo tratamiento debe incluir la parte biológica, psicológica y social. El tratamiento perfecto será en combinación. Puede encontrar psicólogos especializados en alcoholismo en MundoPsicólogos.

post patrocinado ind

The following two tabs change content below.
Independientes
Revista especializada en adicciones