Curiosidades

Charles Baudelaire

Charles Baudelaire/http://huelvasurlibre.blogspot.com.es/2009/02/poema-de-baudelaire-poeta-maldito.html

Charles Baudelaire/http://huelvasurlibre.blogspot.com

Epígrafe para un libro maldito

Lector apacible y bucólico, Ingenuo y sobrio hombre de bien, Tira este libro saturniano, Melancólico y orgiástico. Si no cursaste tu retórica Con Satán, el decano astuto, ¡Tíralo! nada entenderás O me juzgarás histérico. Mas si de hechizos a salvo, Tu mirar tienta el abismo, Léeme y sabrás amarme; Alma curiosa que padeces Y en pos vas de tu paraíso, ¡Compadéceme!… ¡O te maldigo!

Charles Baudelaire. Las flores del mal.

En 1884 fue publicada la obra Los poetas malditos de Paul Verlaine. En ésta, su autor rinde tributo a los poetas Tristan Corbière, Arthur Rimbaud, Stéphane Mallarmé, Marceline Desbordes-Valmore, Auguste Villiers de L’Isle-Adam y Pobre Lelian (“Pauvre Lelian” es un anagrama formado con las letras del nombre de Paul Verlain), a través del relato de diversas anécdotas sobre su existencia y de comentarios a sus obras. De esta manera, Verlaine expone la tesis de que todos estos genios de las letras, a pesar de estar dotados de este don o quizá precisamente por ello, estaban abocados a no ser entendidos por el resto de la sociedad. Así, la marginalidad y la autodestrucción eran como una suerte de destino común para todos ellos. Nace, de este modo, el concepto de “poeta maldito” que ha llegado hasta nuestros días: escritores o incluso artistas dedicados a otras artes incomprendidos y minusvalorados por la sociedad que no llegan a conocer el éxito durante sus vidas y que suelen mostrar un gran desprecio por las normas y convenciones sociales llevando, en muchos casos, una existencia bohemia.

Sin embargo, Verlaine no incluyó en su obra la figura de Charles Baudelaire (1821-1867), poeta maldito por excelencia. Es precisamente de su poema “Bendición”, aparecido en Las flores del mal, de donde parte el mismo concepto de “poeta maldito”. Pero, ¿por qué la maldición pareció perseguir siempre a este poeta?

La infancia de Baudelaire transcurre sin sobresaltos hasta que muere su padre cuando él contaba con seis años de edad. Su madre se casa en segundas nupcias con un oficial (que, posteriormente, se convertiría en general, después conseguiría ser embajador y más tarde lograría ingresar en el senado). Una vez reveladas las intenciones de Baudelaire de dedicarse a las letras, la familia se opone y le manda a un viaje a la India. En las Islas Mauricio decide interrumpirlo y regresa a París. Cumplida ya la mayoría de edad, entra en posesión de la herencia paterna que empieza a gastar sin mesura. Comienza su etapa de dandi. Como explica Julieta Valera, el dandismo no era más que una excusa para que el propio Baudelaire pudiera esconderse detrás de una máscara: “Lo que distingue al dandi Baudelaire de sus vecinos es que ha desaparecido detrás de su distinción y sólo muestra la diferencia que le oculta”. Finalmente, la familia conseguiría obtener la tutoría financiera sobre el poeta y, a partir de entonces, éste viviría prácticamente en la pobreza.

En 1857 publica Las flores del mal por el que se gana un proceso por ofensas a la moral pública: ha de suprimir seis de sus poemas y pagar una multa de 300 francos. En la segunda edición de 1861 incluiría 35 poemas nuevos. Se ha considerado que Baudelaire es el primer poeta modernos, pero ¿qué rasgos de su poesía aportan un elemento novedoso? Durante el romanticismo, los poetas se habían centrado en expresar su propia subjetividad. Sin embargo, como indica Valera: “Baudelaire ha renunciado a la personalidad literaria porque el yo poético que busca es algo que va mucho más allá, que se sitúa en la totalidad trascendente del Lenguaje”. Asimismo, si el romanticismo evoca la vida en el campo de modo nostálgico y bucólico, los escritos de Baudelaire están compuestos de escenas ciudadanas. Pero aparte de la excepcionalidad de sus composiciones literarias, de la creación de un mundo literario propio, hay otro rasgo que hace de Baudelaire un autor moderno: el padecimiento de lo que él mismo denominó como spleen, el tedio, el hastío por que la realidad siempre sea la misma. Así, Baudelaire se inicia en el consumo de drogas: las emplea para transcender y poder asomarse al ideal al que aspira. De esta manera, las drogas se convierten en una forma de poder olvidarse de la realidad, de evadir el aburrimiento. ¿Y no es acaso una forma muy moderna de afrontar la vida tratar de olvidarse de los problemas y conseguir placer a través de las drogas? Tal y como afirma el poeta, cuando consume drogas alcanza “[el] estado excepcional del espíritu y los sentidos que puedo sin exageración llamar paradisíaco, si lo comparo con las pesadas tinieblas de la existencia común y cotidiana”.

Baudelaire, bebedor de vino y fumador de hachís y de opio, escribe Los paraísos artificiales, obra en la que relata su experiencia con estas sustancias. En ella, Baudelaire no se reprime en comentar tantos los aspectos positivos como los negativos del consumo de éstas e incluso describe las fases por las que se atraviesa tras consumir hachís. Tal y como expone Enrique Villanueva, siguiendo a Baudelaire éstas serían:

“1. De hilaridad irresistible y alegría, de productividad imaginativa: juegos de palabras, semejanzas y comparaciones. Pero sobre todo la hilaridad absurda, os reís de vosotros y de los que os rodean, pero sin malicia, sin rencor. También se llama de alegría malsana.

2. Éxtasis, languidez y estupefacción. Se invoca generalmente luces, colores, cascadas de oro líquido, lagos, ríos que fluyen. En este período es cuando se manifiesta de modo excepcional una acuidad superior en todos los sentidos […]

Alucinatoria. Los objetos exteriores adoptan apariencias singulares, se deforman y transforman sucesivamente. Luego llegan los equívocos, los errores y las transposiciones de sonidos […]

3. Fase o Kief. Es la felicidad absoluta, ya nada hay turbulento o tumultuoso, es una beatitud tranquila e inmóvil, uno de los efectos más grotescos es el temor, llevado hasta la locura, de afligir a alguien. En este estadio, el amor adopta en los espíritus tiernos y artísticos las formas más singulares”.

De este modo, Baudelaire también crearía, junto a otros escritores narcóticos, la manera en que socialmente se ha visto la experiencia del consumo de drogas. Asimismo, puede que el poeta empleara las drogas para paliar el dolor, pues padecía sífilis.

En 1864, el escritor se marcha a Bélgica para impartir una serie de conferencias, que resulta ser un fiasco. Aquejado de una parálisis, vuelve a Francia donde fallece en 1867.

Fuentes:

http://es.wikipedia.org/wiki/Los_poetas_malditos

http://www.babab.com/no23/baudelaire.php

http://www.revistaentremedicos.com/articulo.php?id=182&desc=BAUDELAIRE+Y+LAS+DROGAS

http://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/3419109.pdf

http://www.mercaba.org/Rialp/B/baudelaire_charlespierre.htm

Nueva Enciclopedia Durvan  (2001). Bilbao: Durvan, S. A. de Ediciones

http://books.google.es/books?hl=es&lr=&id=OvPVLl5pBCQC&oi=fnd&pg=PA5&dq=baudelaire+drogas&ots=9e4y6i0wfK&sig=RgfU0t3XGkScUbvOUlSeGNqZDSA#v=onepage&q=baudelaire%20drogas&f=false

http://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/3417559.pdf

The following two tabs change content below.
Revista especializada en adicciones

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Independientes
Revista especializada en adicciones
    Next Article:

    0 %

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies