PelículasRecursos

Candy

Ser joven y estar enamorado/a. Y querer compartirlo todo, incluida la heroína.

Ficha técnica/InD

Ficha técnica/InD

Ése es el escenario que se presenta en la película Candy, basada en la novela de Luke Davies titulada Candy: A Novel of Love and Addiction. Dan es un poeta adicto a la heroína que se enamora de Candy, una estudiante de arte. Ambos comienzan a explorar las posibilidades de su amor, a ponerlo a prueba, y a tratar de llevarlo hasta su último extremo. Así, comparten su tiempo, su arte, su amor y la heroína. Al principio, nada parece más sencillo. Pero, poco a poco, esa sustancia que al principio parecía tan inofensiva, acaba por tragárselo todo. Dicen que, en ocasiones, las drogas facilitan la creatividad, pero en el caso de Candy, la heroína acaba por aniquilar su talento. Juntos, Dan y Candy, solo pueden pensar en conseguir dinero para comprar la próxima dosis. Él roba y ella se prostituye. También recurren a sus amigos y a los padres de Candy con mentiras para conseguir dinero prestado que les facilite la adquisición de la próxima dosis. Y, poco a poco, aquello que en un principio parecía tan sencillo y dulce, se empieza a destruir.

Deciden casarse y volverse responsables. La promesa de dejar la heroína siempre está presente. Pero, mientras lo intentan, su vida se va degradando. Y su amor ya no parece ser suficiente. Discuten, se pelean y se agraden. Al final Candy queda embarazada y la necesidad de dejar la heroína se vuelve imperiosa. Pero el síndrome de abstinencia amenaza con frustrar sus expectativas. Al final las cosas no salen como esperaban y ambos deciden dejar la ciudad y trasladarse al campo. Allí, abandonan el consumo de heroína por la metadona. Dan consigue un trabajo, pero ya no hay vuelta atrás para ellos.

Candy retrata con maestría las relaciones destructivas que, en ocasiones, pueden entablarse en personas que padecen una adicción. La necesidad de ser queridos, pero, a la vez, la imposibilidad de dejar de dañar a los demás está presente en toda ella. Al principio, parece que todo va a salir bien, pero, muchas veces, el amor se vuelve insuficiente, los sentimientos se dañan y todo lo bueno que había en ello acaba por destruirse. Y así, en ocasiones, no queda más remedio que aprender a decir adiós.

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Independientes
Revista especializada en adicciones
    Next Article:

    0 %

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies