Blancorexia, la adicción al blanqueamiento dental

blancorexia_dientes_blancos_obsesion

Tal vez, catalogarlo de adicción sea una exageración si tenemos en cuenta los criterios de diagnóstico de una adicción marcado en el Manual de Diagnóstico Psiquiátrico V que sirve de referencia para los profesionales de las adicciones. Pero es cierto que aunque la blancorexia pueda no llegar a ser una adicción como tal, sí es una obsesión en algunas personas.

Es importante tener unos dientes cuidados y saludables, incluso puede que sea importante una buena estética para una sonrisa bonita, pero los extremos nunca son buenos. El especialista en estética dental ha empezado a observar un trastorno denominado blancorexia. La blancorexia es la obsesión por tener unos dientes muy blancos lo que les hace someterse de forma muy continua a tratamientos de blanqueamiento dental.

Sin embargo, someterse en exceso a tratamiento de blanqueamiento dental tiene riesgos:

  • Los productos químicos usados en el blanqueamiento llevan peróxido (que sirve para mejorar el color del esmalte), pero en exceso puede ocasionar daños en dientes y encías
  • Sensibilidad excesiva en los dientes
  • Irritación de encías, paladar o incluso la garganta
  • Se puede llegar incluso a la pérdida de dientes

A tener en cuenta:

  • El esmalte dental real no es 100% blanco ni cuando son absolutamente saludables. Se asemeja más a un tono color ‘marfil’
  • Cada persona tiene un color o tonalidad de dentadura distinta como ocurre con el tono de la piel. Existen hasta 20 tonos de esmalte dental diferentes
  • Para obtener un blanqueamiento es necesario acudir a una clínica de odontología profesional
  • Se deben seguir las indicaciones del dentista
  • No se deben realizar tratamientos caseros

En el caso de presentar este trastorno es recomendable acudir a un psicólogo que pueda tratar la obsesión junto con el trabajo del dentista, que es en todo caso el que debe controlar la salud bucodental de la persona.

Las causas de este trastorno puede que sea la publicidad en televisión y demás medios de comunicación, en los que de forma equivocada, se muestran personas con sonrisas perfectas y tonos de dentadura blancos. La publicidad vende productos que se venden en supermercados y farmacias y animan a realizarse tratamientos de blanqueamiento usando esos productos, pero sin la supervisión especializada que se requiere. También algunos famosos han sido responsables de convertirlo en una moda, en una tendencia, que si no se controla, puede convertirse, como se explica en este artículo en una obsesión. Algunas de las famosas que han animado a conseguir unos dientes más blancos de lo que naturalmente debe ser son Lady Gaga, Hilary Duff, etc.

Para mantener unos dientes blancos de forma natural es suficiente con cepillarse los dientes después de las comidas, utilizar hilo dental, evitar bebidas que manchen como el café, el té o el vino tinto, no fumar, no aplicar recetas caseras que no se han demostrado eficaces y usar enjuague bucal. Si aún así los dientes no tienen la blancura que nos gustaría, es recomendable consultar a un profesional que sea el que nos indique si podemos realizar un tratamiento de blanqueamiento o si el color de los dientes es el que debe ser.

post patrocinado ind

The following two tabs change content below.
Independientes
Revista especializada en adicciones
Independientes

Latest posts by Independientes (see all)