‘Angoixa’, una obra de teatro sobre ludopatía

Se abre el telón y con él va aumentando rítmicamente el nivel de angustia (‘Angoixa’ en catalán, de aquí el nombre de la obra). Sencillo. Un pareja feliz, representados por el escritor y autor Marcos Cantó y la actriz Ana Sandoval. Como escenario, el comedor de una casa. No hay mejor título para esta obra de teatro que tiene al público enganchado desde el primer minuto. La felicidad de la pareja se empaña poco a poco con la ausencia de él y la desesperación de ella. Las mentiras se suceden, los nervios aumentan. Él pierde el trabajo y pasa horas y horas jugando. La vida conyugal se resiente y se intuye más allá de los simples hechos palpables con frases como “Ya ni recuerdo la última vez que hicimos el amor”. La ludopatía se representa a la perfección y consigue que todo el público sufra y se sienta reflejado en lo que es un problema que no muchos reconocen como enfermedad.

InDependientes Digital asiste a ver la obra de teatro 'Angoixa' /InD

InDependientes Digital asiste a ver la obra de teatro ‘Angoixa’ /InD

“Soy un vicioso asqueroso que debería estar en la cárcel”, se auto castiga el enfermo incapaz de controlar ya los impulsos que le han dejado sin nada y con una deuda imposible de afrontar. Toca fondo pero no puede evitar “la adrenalina, la emoción, el riesgo a perderlo todo, la rabia, la sensación orgásmica y la posibilidad de recuperarlo todo con una nueva apuesta”.

La mujer sumida en la desesperación lo deja, tras varios intentos de que acuda a un médico, con una de las frases más potentes de toda obra: “Telefona i deixa ja esta angoixa que ens está matant” (Llama y deja ya esta angustia que nos esta matando). (Le dice dándole la tarjeta con el contacto del médico).

Al final,  la luz de la esperanza surge en forma de monólogo en una terapia de grupo, de la que el público forma parte como si se tratase de una enfermo más.

Los asistentes afectados de cerca por alguna adicción sueltan alguna lágrima y el resto se funde en un cálido aplauso merecidísimo por un gran trabajo. Se cierra el telón y todos quedamos satisfechos.

 

                                             Vídeo extraído del periódico digital ‘Página66′

Entrevista a Marcos Cantó, escritor y actor de ‘Angoixa’

Pregunta. ¿De dónde surge la idea de hacer una obra sobre ludopatía?

Respuesta. Pues surge sobretodo de la necesidad de hacer teatro. Yo nunca había escrito nada y se me ocurrió probar algo. La ludopatía es una enfermedad que está desvirtuada y abandonada. Se habla de alcoholismo y de otras adicciones de un modo más normalizado, pero la ludopatía parece estar olvidada cuando no afecta a alguien o a su entorno. No hay nada en teatro escrito sobre este tema y por eso se me ocurre hacer esta obra. Para ello tuve que realizar una labor de investigación previa porque quería que el texto tuviera rigor y plasmara una realidad.

P. Gran parte del público se quedó sorprendido por como Ana y usted consiguen plasmar la realidad haciendo que el público se sintiera partícipe. ¿ Cómo se prepara una obra tan compleja como esta?

R. Con naturalidad y con veracidad. Tienes que creerte lo que haces y hablar mucho con profesionales y gente que entiende de este tema. También tuvimos largas conversaciones Ana y yo porque no quería que esto pasara de un drama a un melodrama. Quería que la gente se sintiera reflejada, por eso hablamos mucho sobre los personajes. Y luego también utilicé la técnica de la improvisación, que la aprendí de Pep Cortés (autor de teatro alcoyano). De una escena inicial vas improvisando sobre el escenario y poco a poco la obra se va escribiendo sola.

P. ¿Ha cambiado su forma de pensar sobre esta enfermedad después de realizar ‘Angoixa’?

R. Por completo. Cuando empecé a escribir a penas conocía sobre el tema. Eres consciente de que es una enfermedad pero no te imaginas hasta donde puede llegar, es un problema muy grande y que ahora con el tema de Eurovegas está de actualidad. Es una obra de prevención y por ese motivo estamos intentando llevarla a otros sitios, la próxima actuación será en Cocentaina.

P. ¿Qué pretende con ella a parte de prevenir?

R. Principalmente trabajar, que le llegue a la gente. La verdad es que quedé muy impresionado de cómo la gente se vio reflejada, es la primera obra que escribo y cuando ves el efecto que tiene, te llena de satisfacción. Quiero seguir en esta línea de trabajo porque es muy satisfactorio ayudar a la gente.

P. ¿Por qué ese título?

R. Pues porque refleja a la perfección lo que sienten las dos partes. Por un lado la mujer del enfermo o la familia en general y por otro el propio enfermo.

P. En la actualidad y como actor concienciado con el tema de las adicciones. ¿Qué opina de los recortes asistenciales y en tratamiento?

R. Para mi es algo que no tiene nombre porque estamos hablando de la salud de las personas y eso es algo incomprensible.

P. Para terminar, ¿qué le diría a un enfermo ludópata, alcohólico…?

R. Aunque desde fuera todo se pueda ver diferente porque esto debe ser un infierno cuando se vive en primera persona, las cosas se pueden superar y para ello hay que apoyarse si es necesario en personas expertas.

Se abre el telón y con él va aumentando rítmicamente el nivel de angustia (‘Angoixa’ en catalán, de aquí el nombre de la obra). Sencillo. Un pareja feliz, representados por el escritor y autor Marcos Cantó y la actriz Ana Sandoval. Como escenario, el comedor de una casa. No hay mejor título para esta obra de teatro que tiene al público enganchado desde el primer minuto. La felicidad de la pareja se empaña poco a poco con la ausencia de él y la desesperación de ella. Las mentiras se suceden, los nervios aumentan. Él pierde el trabajo y pasa horas y horas jugando. La vida conyugal se resiente y se intuye más allá de los simples hechos palpables con frases como “Ya ni recuerdo la última vez que hicimos el amor”. La ludopatía se representa a la perfección y consigue que todo el público sufra y se sienta reflejado en lo que es un problema que no muchos reconocen como enfermedad.

InDependientes Digital asiste a ver la obra de teatro 'Angoixa'

InDependientes Digital asiste a ver la obra de teatro ‘Angoixa’

“Soy un vicioso asqueroso que debería estar en la cárcel”, se auto castiga el enfermo incapaz de controlar ya los impulsos que le han dejado sin nada y con una deuda imposible de afrontar. Toca fondo pero no puede evitar “la adrenalina, la emoción, el riesgo a perderlo todo, la rabia, la sensación orgásmica y la posibilidad de recuperarlo todo con una nueva apuesta”.

La mujer sumida en la desesperación lo deja, tras varios intentos de que acuda a un médico, con una de las frases más potentes de toda obra: “Telefona i deixa ja esta angoixa que ens está matant” (Llama y deja ya esta angustia que nos esta matando). (Le dice dándole la tarjeta con el contacto del médico).

Al final,  la luz de la esperanza surge en forma de monólogo en una terapia de grupo, de la que el público forma parte como si se tratase de una enfermo más.

Los asistentes afectados de cerca por alguna adicción sueltan alguna lágrima y el resto se funde en un cálido aplauso merecidísimo por un gran trabajo. Se cierra el telón y todos quedamos satisfechos.

 

                                             Vídeo extraído del periódico digital ‘Página66′

Entrevista a Marcos Cantó, escritor y actor de ‘Angoixa’

Pregunta. ¿De dónde surge la idea de hacer una obra sobre ludopatía?

Respuesta. Pues surge sobretodo de la necesidad de hacer teatro. Yo nunca había escrito nada y se me ocurrió probar algo. La ludopatía es una enfermedad que está desvirtuada y abandonada. Se habla de alcoholismo y de otras adicciones de un modo más normalizado, pero la ludopatía parece estar olvidada cuando no afecta a alguien o a su entorno. No hay nada en teatro escrito sobre este tema y por eso se me ocurre hacer esta obra. Para ello tuve que realizar una labor de investigación previa porque quería que el texto tuviera rigor y plasmara una realidad.

P. Gran parte del público se quedó sorprendido por como Ana y usted consiguen plasmar la realidad haciendo que el público se sintiera partícipe. ¿ Cómo se prepara una obra tan compleja como esta?

R. Con naturalidad y con veracidad. Tienes que creerte lo que haces y hablar mucho con profesionales y gente que entiende de este tema. También tuvimos largas conversaciones Ana y yo porque no quería que esto pasara de un drama a un melodrama. Quería que la gente se sintiera reflejada, por eso hablamos mucho sobre los personajes. Y luego también utilicé la técnica de la improvisación, que la aprendí de Pep Cortés (autor de teatro alcoyano). De una escena inicial vas improvisando sobre el escenario y poco a poco la obra se va escribiendo sola.

P. ¿Ha cambiado su forma de pensar sobre esta enfermedad después de realizar ‘Angoixa’?

R. Por completo. Cuando empecé a escribir a penas conocía sobre el tema. Eres consciente de que es una enfermedad pero no te imaginas hasta donde puede llegar, es un problema muy grande y que ahora con el tema de Eurovegas está de actualidad. Es una obra de prevención y por ese motivo estamos intentando llevarla a otros sitios, la próxima actuación será en Cocentaina.

P. ¿Qué pretende con ella a parte de prevenir?

R. Principalmente trabajar, que le llegue a la gente. La verdad es que quedé muy impresionado de cómo la gente se vio reflejada, es la primera obra que escribo y cuando ves el efecto que tiene, te llena de satisfacción. Quiero seguir en esta línea de trabajo porque es muy satisfactorio ayudar a la gente.

P. ¿Por qué ese título?

R. Pues porque refleja a la perfección lo que sienten las dos partes. Por un lado la mujer del enfermo o la familia en general y por otro el propio enfermo.

P. En la actualidad y como actor concienciado con el tema de las adicciones. ¿Qué opina de los recortes asistenciales y en tratamiento?

R. Para mi es algo que no tiene nombre porque estamos hablando de la salud de las personas y eso es algo incomprensible.

P. Para terminar, ¿qué le diría a un enfermo ludópata, alcohólico…?

R. Aunque desde fuera todo se pueda ver diferente porque esto debe ser un infierno cuando se vive en primera persona, las cosas se pueden superar y para ello hay que apoyarse si es necesario en personas expertas.

The following two tabs change content below.
Mireia Pascual Mollá
Editora de la Revista InDependientes. Además periodista en gabinete de prensa de Socidrogalcohol y CAARFE. Coordinadora de la campaña #RompeElEstigma. Monitora y periodista en GARA Alcoy. Colaboradora de Radio Alcoy, El Gratis y Hoja del Lunes. Miembro del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH y secretaria técnica de la publicación Health and Addictions. Vocal de la Junta de la Asociación de la Prensa de Alicante y miembro de la Asociación Nacional de Informadores de Salud.