• Home »
  • Opinión »
  • Amalia Esparcia, alcohólica rehabilitada: “Las mentiras, los miedos, la autocompasión y muchas más cosas, todas negativas, quedaron atrás el día que tomé la gran decisión de mi vida: CURARME”

Amalia Esparcia, alcohólica rehabilitada: “Las mentiras, los miedos, la autocompasión y muchas más cosas, todas negativas, quedaron atrás el día que tomé la gran decisión de mi vida: CURARME”

download

Amalia Esparcia tiene 49 años y reside en Albacete. Desde hace cinco, gracias a la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Albacete (ARALBA), grupo con el que todavía sigue vinculada, consiguió dejar de beber. Esparcia ha querido compartir su experiencia con InDependientes Digital en la siguiente reflexión:

Empecé a consumir alcohol esporádicamente en salidas con la familia para comer, para cenar etc. Ya tenía algo mas de treinta años. Supongo que la infelicidad me hizo seguir aumentando ese consumo, en principio mínimo, pero que me servía para evadirme, sin percibir el peligro al que me iba acercando. Al principio crees saber que es lo que te hizo beber pero con el paso de los años, analizándolo, yo todavía no estoy muy segura de si fueron una o mil causas a la vez. Mi matrimonio se rompió totalmente. Mi entonces marido no me ayudó en nada si no todo lo contrario. Mis padres y hermanas desconocían que yo padeciera una enfermedad. Para ellos bebía de más y en su ignorancia sobre este tema me aconsejaban que no bebiera tanto.

Me di cuenta de mi adicción cuando mi libertad para elegir cambió por la necesidad de consumir. Yo ya no era yo. Mis actos sólo giraban alrededor del alcohol. Debido a mi grave estado de salud la ayuda médica llegó por sí sola y seguidamente pedí ayuda a un amigo que asistía a terapia de grupo en una asociación. Es la mejor decisión que tomé. Ayuda  mucho el rodearte de personas que en algún momento de sus vidas sintieron y sufrieron al igual que tú y por eso te entienden sin juzgarte. Llevo cinco años asistiendo y ayudando en lo que puedo. No he tenido ninguna recaída.

Esparcia: “Me di cuenta de mi adicción cuando mi libertad para elegir cambió por la necesidad de consumir”

En cuanto al tratamiento básicamente es el mismo para ambos sexos aunque sí que es cierto que las mujeres necesitamos más ayuda psicológica. Estamos y nos sentimos muy estigmatizadas debido a la incomprensión por parte de la sociedad que entiende que el alcoholismo es un vicio y no una enfermedad y si en algún momento es disculpable en los hombres no lo es en el caso de las mujeres, lo que hace que lo  ocultemos y al hacerlo lo agravamos más .No creo que haya suficiente información. La gran mayoría ignora las consecuencias, a veces mortales, del consumo de alcohol. Creo que se manipula la información ocultando la gravedad real que conlleva el consumo. En mi proceso, desde que comienzo a depender del alcohol hasta que decido dejarlo, eché de menos la ayuda de ahora mi ex marido. Por lo demás, las mentiras, los miedos, la autocompasión y muchas más cosas, todas negativas, quedaron atrás el día que tomé la gran decisión de mi vida: CURARME.