Expertos

7 claves para vencer la dependencia emocional

Rebeca Lajos Rañó | Psicóloga, sexóloga y terapeuta de pareja

¿Sientes que estás en una relación de pareja en la que sufres con frecuencia y no eres capaz de abandonarla?

¿Te sientes incapaz de hacer cosas sol@ por ti mism@ o en ausencia de tu pareja?

¿Crees que no puedes vivir sin tu pareja, crees que te hace demasiada falta, o que sin ella la vida tendría menos sentido?

Si la respuesta a estas preguntas es afirmativa, significa que te sientes insegur@ sin tu pareja, que crees que ella da sentido a tu vida, y que es el motivo de tu felicidad, por lo que tienes todas las papeletas para ser dependiente emocionalmente, un malestar que, se calcula, afecta al 15% de la población occidental.

La dependencia emocional se podría definir como una especie de adicción hacia la persona amada. Sentimos que no podemos desapegarnos de ella y vivimos la relación como una necesidad vital en lugar de como una elección. En una relación sana, el vínculo con nuestra pareja debe fundamentarse en el “te elijo” y “tú me eliges”, es decir, nos preferimos desde nuestra autonomía y libertad, y no desde el “te necesito” o dependo de ti para suplir mis carencias o aspirar a la felicidad.

Pero veamos algunos ingredientes más para identificar la dependencia emocional:

  1. Ansiedad de separación: tiene que ver con el miedo persistente a distanciarse o al abandono por parte de la pareja.
  2. Necesidad de una expresión afectiva constante: la persona dependiente necesita continuas muestras de amor y de afecto por parte de su pareja, todo ello alimentado por un sentimiento de inseguridad y desconfianza en la relación. Los comportamientos celosos y controladores también pueden ser característicos de la dependencia emocional.
  3. Modificación de planes: se trata de cambiar el planning y las actividades propias por el deseo de satisfacer a la pareja. Tu pareja se convierte en el centro de tu vida, por lo que toda la tuya es secundaria y tiene que ser por y para él/ella.
  4. Miedo a la soledad: muy relacionado con el primer punto, tiene que ver con el miedo a no sentirse querid@ y a estar sol@. La persona contempla la soledad como una situación catastrófica, necesitando a otra para sentirse protegida y equilibrada, todo ello para intentar cubrir carencias afectivas y compensar su déficit de autoestima.
  5. Búsqueda de atención: la persona dependiente busca de forma activa la atención de su pareja, y en casos extremos, cuando cree que pueden romper con ella, perdiendo así el sentido de su vida, puede surgir la amenaza de actos impulsivos o de autoagresión.

Y ahora que ya sabemos más de esta “pandemia” emocional, veamos las claves para superarla: 

CLAVES PARA SUPERAR LA DEPENDENCIA EMOCIONAL

  1. RECONÓCELO: como cualquier adicción, el primer paso es reconocer que tienes un problema. Si no tomas consciencia de ello, nada cambiará. ¿En qué te perjudica estar con esta persona o en esta relación? ¿Qué has perdido o dejado de lado por estar con esta persona? ¿Qué cosas de las que me da mi pareja no puedo dármelas a mi mism@, o conseguirlas por otros medios? Te invito a que reflexiones sobre estas preguntas y los ingredientes anteriores, para hacerte consciente de en qué punto te encuentras.
  2. REVISA TUS CREENCIAS SOBRE EL AMOR: los cuentos de hadas, las pelis románticas de Hollywood y mucha de la música pop, nos han hecho tener una visión muy poco saludable del amor y determinadas creencias al respecto nos pueden estar pasando factura. Cosas como creer que tenemos una media naranja por ahí que nos va a completar, que hay que conseguir una pareja o serás infeliz, o que por tener pareja te conviertes en inseparable, renunciando a tu individualidad, son ejemplos de lo importante que es revisar nuestro “ideario sobre el amor”.
  3. ASUME LA RESPONSABILIDAD DE TI MISM@: ya eres adult@, así que hazte cargo de ti, de tus acciones, de tus pensamientos y de tus emociones. Nada de victimismos. Nadie puede hacerte sufrir sin tu consentimiento (del mismo modo que nadie puede hacerte feliz). Tus emociones son tu tesoro y tu responsabilidad, y si no sabes cómo manejarlas, equipo de psicólogas en Sevilla de Aidé es experto en el “adiestramiento” de las mismas. ¡Ya no tienes excusa!
  4. AUMENTA TU AUTOESTIMA: en la mayoría de los casos, detrás de una dependencia emocional está una baja autoestima. Es fácil que, si no te estimas lo suficiente, puedas caer en la sumisión, o en la complacencia o incluso la manipulación y el chantaje emocional.  Es estos casos es fundamental que tengas presente tu dignidad personal y no renuncies a tus valores ni a tus principios por temor a perder la relación. Otro aspecto importante en este sentido es la asertividad, que te permitirá poner límites y no dejar que se pisen tus derechos personales, así como mejorará tus habilidades de comunicación con tu pareja. Y, sobre todo, no te olvides de ti: tú debes ser tu prioridad.
  5. APRENDE A ESTAR SOL@ en ocasiones la dependencia emocional viene de la mano del miedo a la soledad y de la incapacidad para hacer cosas por un@ mism@: una gestión administrativa, una compra, un plan de ocio (ir al cine, apuntarse a una actividad, tomar un café…). A veces también puede venir de la mano de la llamada “dependencia instrumental”, en la que sentimos que dependemos de la aprobación y/o el consejo de los demás para hacer cualquier cosa o a la hora de tomar decisiones. Pues bien, es hora de que abraces y ames tu libertad y te retes a hacer cosas por ti mism@, sin la compañía ni la aprobación de l@s demás. Empieza por cosas sencillas y más asequibles hasta los retos más difíciles. No sólo aumentarás tu autoeficacia, y pondrás a raya la dependencia emocional, sino que ¡catapultarás tu autoestima!
  6. TEN CUIDADO CON TUS EXPECTATIVAS: idealizar a tu pareja o a la relación puede ser sinónimo de dependencia. Es habitual que cuando estamos al inicio de la relación, en la fase de enamoramiento (entre 6 meses y 18 según autor@s) pongamos a nuestra pareja en un pedestal y “apaguemos” nuestro espíritu crítico. Pero pasado este período de “enajenación mental transitoria” es sano que nos hagamos conscientes de cómo es nuestra pareja realmente, con sus luces y con sus sombras (de hecho, ahí empieza la verdadera relación). No te quedes enganchad@ a ese ideal, o peor aún, a esa imagen de, en quién se podría convertir mi pareja en el futuro para cumplir con mis expectativas, porque no llegará. Acepta a tu pareja tal y como es, y si no te ves capaz, no te resignas a quedarte con ella por la romántica idea de que el amor hará que mágicamente se transforme en tu príncipe o princesa azul.
  7. BUSCA AYUDA PROFESIONAL: como decíamos al inicio, la dependencia emocional es similar a una adicción, por lo que en ocasiones puede ser muy duro salir de ella. En esos casos, lo recomendable es tener un acompañamiento profesional, que te lleve de la mano en este proceso y te haga salir de él siendo una persona independiente, que se quiere, que ama su autonomía y que es capaz de tener una relación en base al “te elijo” en lugar de al “te necesito”.
 
The following two tabs change content below.
Revista especializada en adicciones

Latest posts by Independientes (see all)

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
Independientes
Revista especializada en adicciones
    Next Article:

    0 %

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies