Drogas y arte

El pasado sábado fue hallada muerta Whitney Houston. La vida de estawhitney_houston_4 cantante había estado marcada por el consumo de drogas. Pero no es la única artista que se ha visto sumergida en este mundo. Así, muchos cantantes, deportistas, pintores, etc. han vivido una existencia marcada por el consumo de estupefacientes. Así, el pasado verano también murió Amy Winehouse por una gran ingesta de alcohol. Y es que la unión entre el mundo artístico y el de las drogas se ha convertido en algo casi habitual

“Hoy soy solo un suicidio tardo”, escribiría Fernando Pessoa

Si nos acercamos al mundo de la literatura, un ejemplo claro es el poeta Charles Baudelaire. Se considera a este escritorcomo el creador de la poesía moderna. Pero detrás de todo su talento, se escondía una vida bohemia marcada por los excesos y las drogas. Por eso, lo acabaron calificando como poeta maldito. Pero no es el único escritor. El poeta Fernando Pessoa, que padecía trastornos mentales, eligió el alcohol para tratar de paliarlos. “Hoy soy sólo un suicidio tardo”, escribiría.

En el mundo de la música, hay numerosos ejemplos de conjunción entre talento y drogas. Los ’60 y los ‘70 estuvieron marcados por el consumo de drogas que se convirtió en una vía de expresión más ante los cambios sociales que se estaban produciendo en el mundo. La droga significaba en aquel momento un signo de libertad, de juventud, un intento por romper con el statu quo impuesto por el mundo adulto. Aparecerán estilos musicales como, por ejemplo, el rock psicodélico, muy marcados por el consumo de drogas. De esta forma, las sustancias psicoactivas también se usaron para buscar la inspiración. El LSD estaba muy de moda e incluso los Betles escondieron en la letra de una de sus canciones (Lucy in the sky with diamonds) el nombre de esta droga. Jim Morrison, Syd Barrett, Janis Joplin, etc. son algunos ejemplos de cantantes cuyas existencias estuvieron marcadas por el consumo de sustancias. Célebre es el grupo de los 27 compuesto por artistas que, por diferentes causas (entre ellas la droga)  no superaron esta edad.

kurt_cobainEn España, la droga entraría en el mundo de la música de manera más tardía. En los ‘80 España estrenaba democracia y se abría al mundo. Los españoles comenzaron a viajar y a fijarse en el exterior. Y las drogas estaban en ese mundo recién descubierto. Así, muchos cantantes sucumbieron a los encantos de las sustancias psicoactivas. En aquel momento, estaba de moda la heroína. Enrique Urquijo de Los Secretos o Toño Martín y Pepe Risi de Burning son algunos ejemplos. Antonio Vega incluso crearía una canción que hablaba sobre la droga (Se dejaba llevar).

 Igualmente, las drogas también han sido usadas por los artistas para tratar de huir de la fama y de la presión social que su condición de personajes públicos propiciaba. Así, Kurt Cobain se convirtió en adicto a las drogas porque no portaba la presión social. En su nota de suicidio escribiría una cita de la canción My, my, Hey, hey de Neil Young que precisamente hablaba sobre este tema. Además, su condición de artistas les hace, en muchos casos, más sensibles a los problemas sociales y, por tanto, más vulnerables de caer en las drogas.

 Canción Lucy in the sky with diamonds

Canción Se dejaba llevar

Fragmento del documental Uno por ciento, esquizofrenia de Ione Hernández donde se explica las relaciones entre el arte y los trastornos mentales

El pasado sábado fue hallada muerta Whitney Houston. La vida de esta cantante había estado marcada por el consumo de drogas. Pero no es la única artista que se ha visto sumergida en este mundo. Así, muchos cantantes, deportistas, pintores, etc. han vivido una existencia marcada por el consumo de estupefacientes. Así, el pasado verano también murió Amy Winehouse por una gran ingesta de alcohol. Y es que la unión entre el mundo artístico y el de las drogas se ha convertido en algo casi habitual

“Hoy soy solo un suicidio tardo”, escribiría Fernando Pessoa

Si nos acercamos al mundo de la literatura, un ejemplo claro es el poeta Charles Baudelaire. Se considera a este escritorcomo el creador de la poesía moderna. Pero detrás de todo su talento, se escondía una vida bohemia marcada por los excesos y las drogas. Por eso, lo acabaron calificando como poeta maldito. Pero no es el único escritor. El poeta Fernando Pessoa, que padecía trastornos mentales, eligió el alcohol para tratar de paliarlos. “Hoy soy sólo un suicidio tardo”, escribiría.

En el mundo de la música, hay numerosos ejemplos de conjunción entre talento y drogas. Los ’60 y los ‘70 estuvieron marcados por el consumo de drogas que se convirtió en una vía de expresión más ante los cambios sociales que se estaban produciendo en el mundo. La droga significaba en aquel momento un signo de libertad, de juventud, un intento por romper con el statu quo impuesto por el mundo adulto. Aparecerán estilos musicales como, por ejemplo, el rock psicodélico, muy marcados por el consumo de drogas. De esta forma, las sustancias psicoactivas también se usaron para buscar la inspiración. El LSD estaba muy de moda e incluso los Betles escondieron en la letra de una de sus canciones (Lucy in the sky with diamonds) el nombre de esta droga. Jim Morrison, Syd Barrett, Janis Joplin, etc. son algunos ejemplos de cantantes cuyas existencias estuvieron marcadas por el consumo de sustancias. Célebre es el grupo de los 27 compuesto por artistas que, por diferentes causas (entre ellas la droga)  no superaron esta edad.

En España, la droga entraría en el mundo de la música de manera más tardía. En los ‘80 España estrenaba democracia y se abría al mundo. Los españoles comenzaron a viajar y a fijarse en el exterior. Y las drogas estaban en ese mundo recién descubierto. Así, muchos cantantes sucumbieron a los encantos de las sustancias psicoactivas. En aquel momento, estaba de moda la heroína. Enrique Urquijo de Los Secretos o Toño Martín y Pepe Risi de Burning son algunos ejemplos. Antonio Vega incluso crearía una canción que hablaba sobre la droga (Se dejaba llevar).

 Igualmente, las drogas también han sido usadas por los artistas para tratar de huir de la fama y de la presión social que su condición de personajes públicos propiciaba. Así, Kurt Cobain se convirtió en adicto a las drogas porque no portaba la presión social. En su nota de suicidio escribiría una cita de la canción My, my, Hey, hey de Neil Young que precisamente hablaba sobre este tema. Además, su condición de artistas les hace, en muchos casos, más sensibles a los problemas sociales y, por tanto, más vulnerables de caer en las drogas.

 Canción Lucy in the sky with diamonds

Canción Se dejaba llevar

Fragmento del documental Uno por ciento, esquizofrenia de Ione Hernández donde se explica las relaciones entre el arte y los trastornos mentales